¿Qué estás comprando cuando pone ecológico?

25.10.2016 0

¿Qué estás comprando cuando pone ecológico?

Muchas personas compran productos ecológicos, pero realmente no saben que es lo que están comprando. Estos alimentos nos lo suelen vender con etiquetas más rústicas, haciendo referencia a la naturaleza y en su publicidad aseguran que son más nutritivos, sanos y beneficiosos para el medio ambiente, al no utilizar productos químicos en su producción. Es bastante sorprendente, ya que, en el reglamento de los productos ecológicos, no se habla en ningún momento de contenido nutricional ni de salud, solo se habla del método de cultivo.

Estos productos suelen ser 2 ó 3 veces más caros y presentan peor aspecto que los alimentos de los agricultores convencionales. Normalmente, cuando vamos a los grandes supermercados nos encontramos una sección dedicada a ellos, incluso podemos encontrar tiendas dedicadas exclusivamente a estos alimentos. Esto se debe a que hoy día está muy de moda los alimentos ecológicos.

Realmente, que un producto esté etiquetado como ecológico, solo quiere decir que el producto ha cumplido la normativa europea de producción ecológica. Un inspector lo ha certificado, el agricultor lo ha pagado y le han dado el sello.

La normativa europea de producción ecológica se basa en que todo lo que se ponga en el cultivo sea natural, pero sí que se usan pesticidas y fertilizantes, ya que existe una lista de productos naturales que lo son. Existen pesticidas naturales como el Espinosad, que son muy tóxicos para insectos como las abejas, que son beneficiosas. También están autorizados compuestos naturales que son altamente tóxicos, como son el cobre, la potasa o el alumbre y otros bastante inefectivos, que es lo que hace que la producción sea escasa.

Si piensas que los productos ecológicos se cosechan en pequeñas producciones o en explotaciones familiares, estás equivocado. Realmente, la mayoría de las producciones se realizan en explotaciones industriales. En España, la mayoría de estos productos son exportados.

Además, se admite el uso de invernaderos y la maduración de los productos en cámaras de cultivo, algo que está muy bien, ya que les permite a los supermercados tener todo tipo de frutas y verduras en cualquier época del año, ¿pero que tiene eso de natural?

También comentar que la evaluación de la certificación se hace anualmente y previa cita. Así que te tienes que fiar el resto del año de que el agricultor lo hará todo según dice la normativa y que, si repentinamente le llega una plaga, utilizará los pesticidas ecológicos, aunque sean peores. Seguramente será toda una tentación el utilizar los pesticidas convencionales que son tan efectivos.

Como conclusión, decir que los productos ecológicos no tienen por qué ser mejores que los productos convencionales. No debemos dejarnos llevar por las publicidades que ponen los supermercados de forma estratégica, que siempre nos intentan vender la palabra “natural” y “ecológico” como algo más nutritivo y saludable y no necesariamente es así. Utilizan estas palabras ya que están de moda y captan nuestra atención.

Ahora que ya sabes todo esto, eres tú el que puedes decidir qué productos comprar, los ecológicos o los convencionales.

Imagen de dietadmin
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética