Ingredientes

  • alcachofa 1080 gr. 12 Pieza mediana 12.11 kcal.
  • patata 500 gr. 5 Pieza pequeña 68.26 kcal.
  • cebolla 175 gr. 1 Pieza mediana 33.91 kcal.
  • ajo 10 gr. 2 Diente 91.56 kcal.
  • aceite de oliva 30 gr. 6 Cucharada de postre 900.00 kcal.
  • sal 6 gr. 1 Cucharada de postre 0.00 kcal.
  • perejil 2 gr. 1 Pellizco 29.91 kcal.

Preparación

1. En una cazuela con aceite de oliva doramos el diente de ajo fileteado.

2. Cortamos la cebolla en daditos y la añadimos al sofrito.

3. Rehogamos hasta que esté todo pochado y sazonamos.

4. Pelamos las patata y las agregamos. Mezclamos suavemente.

5. Preparamos las alcachofas: Iremos quitando las hojas, hasta dejar el corazón al descubierto y cortaremos las puntas. El rabo también lo pelaremos, es muy carnoso y cortaremos por la mitad las alcachofas ya peladas. Vamos añadiendo las alcachofas preparadas en la cazuela.

6. Sazonamos y lo cubrimos todo con agua. Tapar y cocinar durante 25 minutos a fuego medio.

7. Servimos las alcachofas con patata.

8. Espolvoreamos el perejil picado y ya tenemos nuestro plato.

Información adicional

Este plato está compuesto únicamente de verduras, ricas en vitaminas y minerales. Además aportan cantidades notables de fibra, que regulan nuestro tránsito intestinal y evitan el estreñimiento.

Las alcachofas son muy nutritivas y bajas en calorías, siendo ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, es muy diurética, siendo muy recomendada para aquellas personas que retienen líquidos y tienen tensión arterial alta. Su poder principal, es la capacidad que tienen para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en. Además, es capaz de aumentar la secreción biliar, siendo beneficioso para aquellas personas con problemas digestivos y hepáticos. La alcachofa es capaz de reducir los niveles de azúcar en sangre, siendo un alimento indispensable en la dieta de los diabéticos, al ayudar a combatir la diabetes desde un punto de vista nutricional.

Las patatas son energéticas, aportándonos hidratos de carbono complejos, siendo fundamental para el mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre. Es rica en vitamina C, aumentando las defensas y potenciando la inmunidad de nuestro organismo. También presenta altos niveles de potasio, ayudando a controlar la hipertensión.

En definitiva, nos encontramos ante una receta sana, rápida y sabrosa, que acompañada de un segundo plato rico en proteínas, conseguimos un plato bajo en calorías, ideal para aquellas personas que hacen dieta para adelgazar.