Ingredientes

  • champiñón 200 gr. 1 Envase pequeño 9.52 kcal.
  • cebolla 50 gr. 1/2 Pieza pequeña 33.91 kcal.
  • ajo 5 gr. 1 Diente 91.56 kcal.
  • aceite de oliva 5 gr. 1 Cucharada de postre 900.00 kcal.
  • sal 2 gr. 1 Pellizco 0.00 kcal.
  • vino blanco 50 gr. 5 Cucharada sopera 78.00 kcal.

Preparación

1. En una sartén con aceite de oliva doramos los dientes de ajos fileteados.

2. Picamos la cebolla y la añadimos a la sartén.

3. Cuando tengamos el sofrito pochadito añadimos los champiñones y el vino.

4. Cocinamos a fuego medio hasta que los champiñones estén cocinados y el vino se haya consumido y ya tenemos nuestro plato.

Información adicional

Los champiñones destacan principalmente por su contenido en vitaminas y minerales, pero también presentan proteínas, cuyo contenido es mayor cuando están deshidratadas. Entre los minerales destacan el fósforo, que es necesario para la formación de los huesos y los dientes y para favorecer la actividad mental; el potasio que nos ayuda a reducir la retención de líquidos y el selenio que es antioxidante, evitando la degeneración de las células. También presenta hierro (carece de fitato, compuesto que reduce la absorción de este mineral), siendo más absorbible que el de otras fuentes de hierro. Con respecto a las vitaminas, destacan las del grupo B, la riboflabina favorece el crecimiento del pelo y frena su caída. Además, posee una gran cantidad de agua y un bajo contenido en grasas y calorías.

Al elaborar este alimento refrito con ajo y cebolla, le estamos agregando muy poca grasa, haciendo una receta perfecta para aquellas personas que quieran perder peso.

Si este primer plato lo acompañamos de un segundo rico en proteínas y/o hidratos de carbono, estaremos haciendo una dieta completa y equilibrada.