Ingredientes

Preparación

1. Lo primero es limpiar la coliflor y separarla en ramilletes. Una vez hecho esto, la cocinamos al vapor durante unos 25 minutos. 

2. Cuando este cocinada la coliflor, le añadimos una pizca de sal.

3. Cocinamos el bacon (podemos cortarlo en tiras) en una sartén sin aceite. Lo sacamos de la sartén y lo dejamos aparte para añadirlo más tarde.

4. En la misma sartén usada para el bacon, cocinaremos el ajo. Añadimos un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos los dos dientes de ajo machacados para que se doren. 

5. A continuación, añadimos la coliflor y el bacon. Vamos mezclando.

6. Incorporamos la nata. Movemos para que todo esté integrado.

7. Por último, colocamos todo en una fuente para el horno (previamente precalentado a 180º), espolvoreamos el queso al gusto y gratinamos en el horno unos pocos minutos hasta que el queso quede tostado.

 

 

Información adicional

En esta deliciosa receta keto, el principal ingrediente es la coliflor.

La coliflor es muy baja en contenido energético, siendo ideal para las personas que quieren perder peso. Además, es muy diurética, siendo muy recomendada para aquellas personas que retienen líquidos. Posee vitamina C, ácido fólico y minerales como el calcio, el potasio y el magnesio. Además, es una buena fuente de fitoquímicos por lo que ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

El bacon es un alimento con un gran aporte calórico por lo que su consumo debe ser moderado y restringido en personas que sufran colesterol o sobrepeso. Entre sus propiedades nutricionales, destaca la presencia de calcio (fundamental para el crecimiento y el mantenimiento de los huesos) y hierro (beneficiosos para los casos de anemia). Además, presenta numerosas vitaminas, potasio y fósforo.

Hemos añadido queso y nata ya que así, aumentamos el contenido en grasa, las proteínas de alto valor biológico y el aporte calórico de esta receta.

En definitiva, nos encontramos ante una receta de coliflor ideal para una dieta keto.