Ingredientes

Preparación

1. Limpiamos, cortamos en trozos y sazonamos con sal y pimienta el conejo y el pollo. Reservamos.

2. Limpiamos, pelamos y cortamos al gusto todas las verduras.

3. En una olla con un poco de aceite, añadimos el pollo y el conejo y lo cocinamos un poco hasta que quede dorado por fuera (unos 5 minutos).

4. A continuación, sacamos la carne y la reservamos.

5. En la misma olla, ponemos el ajo y la cebolla y lo removemos todo hasta que esté dorado.

6. A continuación, añadimos el resto de verduras y las especias y seguimos removiendo durante unos 10 minutos.

7. Pasado ese tiempo, añadimos la carne y lo cubrimos todo con agua. Lo ponemos a fuego fuerte hasta que comience a hervir y entonces ya se pone a fuego suave. Se deja cocinar durante unos 30 minutos, hasta que la carne esté tierna.

8. Pasado ese tiempo, se va añadiendo el pan tostado troceado (Puedes emplear tortas cenceñas en lugar del pan tostado, aunque es posible que te resulte difícil encontrarlo si no te encuentras en Castilla la Mancha), el cual va chupando el caldo. Lo dejamos cocinar durante 10 minutos.

9. Pasado ese tiempo ya podremos disfrutar de esta deliciosa receta tradicional de gazpacho manchego.

Información adicional

La carne blanca es rica en proteínas de alto valor biológico y al tratarse de una carne blanca, su contenido en grasas y calorías es bajo, siendo recomendado en dietas de adelgazamiento y en dietas bajas en colesterol, sobre todo en enfermedades cardiovasculares. Su contenido en sodio es bajo, siendo muy aconsejado en personas hipertensas. En su composición también encontramos nutrientes, con importantes cantidades de vitaminas del grupo B, que permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), intervienen en la formación de los glóbulos rojos, en el funcionamiento del sistema nervioso y además son necesarias para mantener una buena salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo.

El pan tostado nos aportará hidratos de carbono y al usar un plan integral su contenido en fibra es alto. Las verduras empleadas, nos aportarán un aporte nutricional, mediante vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta tradicional manchega, ideal para aquellas personas que buscan recetas saludables.