Ingredientes

Preparación

1. Tostamos el pan proteico por ambas caras.

2. A continuación, ponemos el jamón cocido encima

3. Seguidamente, colocamos las nueces.

5. Y ya podremos disfrutar de esta receta de tostada perfecta para el desayuno

 

Información adicional

En esta tostada introducimos las nueces como fuente de grasas saludables como los ácidos grasos omega-3 y también son fuente de antioxidantes que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. Las nueces contienen fitoquímicos que se cree que tienen propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

Por otra parte, el pan proteico es un muy buen sustitutivo del pan blanco o integral en dietas keto e hiperproteicas, ya que ayudan a bajar el contenido de carbohidratos. También, es rico en fibra y grasas saludables, lo que favorece al estreñimiento. Como contiene harina de trigo no es apto para personas intolerantes al gluten. 

Por su parte, jamón cocido nos aporta las proteínas de origen animal y nutrientes importantes como hierro, zinc y vitamina B12. Sin embargo, el jamón cocido también puede contener niveles elevados de sodio y grasas saturadas, lo que puede tener efectos negativos en la salud cardiovascular si se consume en exceso. Es importante elegir un jamón cocido de alta calidad y leer cuidadosamente las etiquetas nutricionales para identificar aquellos que contienen menos sodio y grasas saturadas.

En conclussión, esta receta es perfecta para aquellos que hagan dieta keto, al ser rica en proteínas y grasas saludables.