Ingredientes

Preparación

1. Rallamos el queso de bola en un recipiente y reservamos.

2. Colocamos el bacon en la sartén y sofreimos a fuego medio durante 6 minutos.

3. Mientras se cocina cortamos la pechuga a lo largo en paralelo a la superficie de trabajo para obtener varios filetes finos.

4. En un bol pequeño, con un pincel de cocina, removemos la salsa de soja y una cucharada de aceite de oliva. Colocamos cada filete de pechuga con el lado cortado hacia arriba en un papel de hornear y los pincelamos con la mezcla de soja y aceite. Reservamos el resto de la salsa.

5. Vertemos el bacon en un bol y dejamos enfriar aparte.

6. Troceamos la cebolla y el ajo y sofreimos en una olla durante 6 minutos con el resto de aceite que nos queda.

7. Añadimos al bol con el bacon enfriado el queso rallado reservado y removemos con una espatula. Repartimos la mezcla en el centro de cada filete de pollo y enrollamos (podemos poner un palillo para que queden bien cerradas)

8. Cortamos las manzanas granny y las batatas en rodajas para colocar alrededor de las pechugas y cocinamos al horno durante 40 minutos aproximadamente (hasta que las pechugas esten hechas), temperatura 180ºC.

7. Mientras tanto en olla donde sofreimos la cebolla y el ajo incoporamos las mazanas rojas picadas, el vinagre, el curry, el agua y la mezcla restante de salsa de soja y trituramos mientras cocinamos para formar una salsa.

8. Una vez cocinadas las pechugas en el horno, servimos en un plato con las manzanas granny y las batatas y añadimos la salsa previamente elaborada para acompañar.

9. Es una receta deliciosa de carne de pollo.

Información adicional