Ingredientes

Preparación

1. Primero vamos a pelar y limpiar las remolachas.

2. Las introducimos en una olla cubierta de agua hirviendo durante unos 8 minutos.

3. Cuando este tierna, escurrimos y dejamos enfriar.

4. Cortamos la remolacha en medias lunas, la cebolla en julianas y lo echamos en un recipiente.

5. Añadimos al plato queso fresco cortado en cuadraditos.

6. Para terminar, aliñamos con aceite de oliva, vinagre y sal.

7. Y ya podremos disfrutar de esta receta de aliño de remolacha.

 

Información adicional

La remolacha presenta un alto aporte nutricional, que destaca por ser especialmente rica en vitamina C y otros antioxidantes. Además, posee un alto contenido en fibra (ayuda a regular el tránsito intestinal y evita el estreñimiento). Si no tienes tiempo para cocinar las remolachas, puedes usar remolacha en conserva (no recomedada en personas con hipertensión).

En cuanto al queso fresco, nos aportará proteínas animales de alto valor biológico. También es rico en vitaminas y minerales. Presenta una importante fuente de calcio, que se disuelve en el ácido láctico del queso, haciéndose más absorbible por nuestro sistema digestivo. 

En definitiva, una receta sencilla y saludable para cualquier persona que quiera seguir una dieta hipocalórica.