Dieta para la endometriosis

La alimentación es la base de un buen estado de salud y al mismo tiempo de suma importancia si sufres de endometriosis. 
Según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, una de cada diez mujeres padece esta enfermedad. Muchas de ellas lo desconocen pues asocian la intensidad de los dolores que se extienden por la pelvis, espalda y abdomen a un ciclo menstrual “intenso”. 

La alimentación es la base de un buen estado de salud y al mismo tiempo de suma importancia si sufres de endometriosis. 
Según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, una de cada diez mujeres padece esta enfermedad. Muchas de ellas lo desconocen pues asocian la intensidad de los dolores que se extienden por la pelvis, espalda y abdomen a un ciclo menstrual “intenso”. 

 

DIETAS PERSONALIZADAS EN DIETFARMA

CONTACTA CON NOSOTROS:       640282379

 

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una patología caracterizada por el crecimiento de tejido del endometrio -tejido que recubre el interior del útero- fuera de este. Se extiende en estos casos en ovarios, vejiga, trompas de Falopio e intestinos. Como consecuencia, durante la menstruación se desprende tejido endometrial, resultando un ciclo muy doloroso hasta el punto de resultar incapacitante, afectando simultáneamente otros órganos y tejidos (1).

 

Diagnóstico

Una vez hayas descrito tus síntomas al médico, este empleará técnicas para averiguar si hay indicios físicos de endometriosis. Algunas de las más habituales son la ecografía transvaginal, que no es concluyente, pero puede dar indicios al médico caso de existencia de quistes asociados (endometriomas); el examen pélvico, que mediante palpación tratará de localizar quistes o cicatrices detrás del útero; y la resonancia magnética, una prueba no intrusiva que proporciona una imagen detallada del tamaño y localización de implantes endometriales (1,2).

 

Tratamiento

El tratamiento de la endometriosis debe abordarse desde varias perspectivas: contra el dolor, contra la progresión de la enfermedad y contra la infertilidad si la hubiera. 
Habitualmente el tratamiento se basa en medicamentos y en casos más avanzados, cirugía. Sin embargo, la alimentación puede jugar un factor clave en la enfermedad. Evitar la ingesta de algunos nutrientes es fundamental, al mismo tiempo que ciertos alimentos pueden conseguir que se reduzcan los síntomas y se retrase la progresión de la enfermedad al disminuir la inflamación y bajar los niveles corporales de estrógenos (1).

 

Principales cambios a realizar en la dieta

•    Evitar los ácidos grasos trans
•    Reducir el consumo de carnes rojas
•    Basar el consumo de hidratos de carbono en frutas, verduras y alimentos integrales
•    Reduce el consumo de cafeína, teína y alcohol
•    Aumenta el consumo de Omega-3
•    Prueba una dieta baja en gluten
•    Aumenta la cantidad de antioxidantes de tu dieta
•    Prueba una baja ingesta de productos lácteos

 

LLÁMANOS O DÉJANOS UN MENSAJE

 

Evitar los ácidos grasos trans

Numerosos estudios han demostrado que este tipo de ácidos grasos son poco saludables. Aumentan el colesterol malo (LDL) y disminuyen el bueno (HDL), lo que incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Este tipo de grasas, procedentes de la solidificación de grasas insaturadas, se encuentran en alimentos fritos y procesados como patatas fritas, bollería industrial, pasteles, etc. Por lo poco aconsejable que es su consumo, se ha regulado a nivel Unión Europea de manera que a partir de 2021 los alimentos en venta podrán contener un máximo de 2g por cada 100g de producto. En cualquier caso, continuarán a la venta productos de elaboración directa que continúen superando este valor.
Las mujeres con endometriosis deben evitar este tipo de grasas a toda costa, pues aquellas que tienen un alto consumo tienen una probabilidad de padecer esta enfermedad un 48% superior (3).

 

Reducir el consumo de carnes rojas

El consumo de carne roja ha sido asociado al aumento de probabilidad de padecer diversos tipos de enfermedades. De hecho, elegir otra fuente de proteínas tendrá un efecto antiinflamatorio. La inflamación ha sido directamente relacionada con la endometriosis (4).
Diversos estudios observacionales han concluido que las mujeres que comen más cantidad de carne tienen un riesgo superior de sufrir endometriosis, aunque también los hay que no han llegado a la misma conclusión (5). Esto indica que aún queda mucho por estudiar en este sentido.
También hay estudios que concluyen que el consumo de carne roja se asocia a un alto nivel de estrógenos en sangre. Al ser la endometriosis una enfermedad estrógeno-dependiente, la probabilidad de sufrirla es directamente proporcional al nivel de estrógenos en sangre y por tanto al consumo de carne roja.

 

Basar el consumo de hidratos de carbono en frutas, verduras y alimentos integrales

Las frutas, verduras y alimentos integrales son la mejor fuente de vitaminas, minerales y fibra. Su consumo evita las calorías vacías, al tiempo que una alta ingesta de fibra reduce los estrógenos y con ello la probabilidad de sufrir endometriosis o que se agraven sus síntomas (6). 
Además, contienen gran cantidad de antioxidantes con carácter antiinflamatorio y un efecto reductor del dolor relacionado con la endometriosis (7).

 

Reduce el consumo de cafeína, teína y alcohol

Parece ser que las mujeres con endiometriosis tienden a consumir mayores cantidades de alcohol que aquellas que no sufren la enfermedad, aunque eso no prueba que haya una relación directa causa-efecto (8). 
Del mismo modo el efecto de la cafeína sobre la enfermedad ha sido motivo de discrepancia en el ámbito científico.  En cualquier caso, exista o no una relación directa, tanto el consumo de alcohol como el consumo de cafeína aumentan la producción de la proteína transportadora de estrógenos, lo que afecta negativamente a la enfermedad (9).

 

Aumenta el consumo de Omega-3

Los ácidos grasos omega-3 tienen un efecto antiinflamatorio de suma importancia para paliar el dolor asociado a la endometriosis. Además, en este sentido, el omega-6 podría tener el efecto contrario, por lo que es muy importante que la dieta tenga una alta ratio de Omega-3 respecto a Omega-6. Es importante que un nutricionista colegiado controle esta ratio para paliar los síntomas de la enfermedad.
Paralelamente se ha demostrado en estudios de laboratorio que una alta ratio Omega-3/Omega-6  inhibe la producción y supervivencia de las células endometriales (10).
Un estudio observacional concluyó que las mujeres que consumían altas cantidades de Omega-3 tenían un 22% menos de probabilidad de sufrir la enfermedad que aquellas que consumían cantidades bajas de este ácido graso (2).
El consumo de suplementos de Omega-3 procedentes de pescado podría disminuir los síntomas de la menstruación y el dolor. Pero ojo, si eres alérgica a las huevas pues no puedes consumir este tipo de suplementos (11). Por eso antes de tomar cualquier tipo de suplementación consulta a un nutricionista titulado.

 

Prueba una dieta baja en gluten

En ocasiones una dieta baja en gluten no está recomendada para personas no celíacas o sensibles al gluten. El motivo es que muchas dietas bajas en gluten no controladas por un nutricionista colegiado puede convertirse fácilmente en una dieta baja en nutrientes y fibra. 
Existe sin embargo la posibilidad de que una dieta sin gluten o baja en gluten sea beneficiosa para paliar los efectos de la endometriosis. En 2012 se realizó un estudio en 207 mujeres con un estado avanzado de endometriosis. Tras una dieta sin gluten de 12 meses controlada por nutricionistas profesionales, el 75 % de estas mujeres experimentó una disminución significativa de los dolores pélvicos producidos por la enfermedad (12). 

 

Aumenta la cantidad de antioxidantes de tu dieta

Las mujeres que sufren endometriosis tienen una ingesta más baja de cobre, zinc y vitaminas A, C y E  que las mujeres que no la padecen. Según un estudio de la revista Reproductive Biology and Endocrinology, el seguimiento durante tres meses de una dieta alta en antioxidantes en mujeres con endometriosis aumenta la concentración periférica de estas vitaminas en comparación con un grupo de control que siguió una dieta común (13). 
Además, esta dieta de tres meses alta en antioxidantes tuvo los siguientes efectos beneficiosos para la evolución de las pacientes:
-    Aumentó la actividad de las enzimas superóxido dismutasa y glutatión peroxidasa, una de las defensas más importantes contra el estrés oxidativo y el exceso de radicales libres.
-    Disminuyó la concentración periférica de malondialdehido y peróxidos lipídicos, ambos relacionados con la degradación oxidativa de los lípidos que produce un importante daño tisular (14).

 

Prueba una baja ingesta de productos lácteos

Existe una controversia considerable en las investigaciones sobre la afección del consumo de productos lácteos a la endometriosis, tanto en su papel en la aparición de la enfermedad, como en el efecto que produce sobre las mujeres que la padecen.
La mayoría de los estudios al respecto no son concluyentes, relacionando más el dolor abdominal a una carencia de lactasa que a una relación directa entre el consumo de leche y la endometriosis.  En cualquier caso, ante la duda de una posible intolerancia, puedes probar a reducir el consumo de leche en tu dieta (15).
Un estudio de la revista “Medicine” analiza el efecto del consumo de soja como sustitutivo de la leche, siendo igualmente el resultado muy controvertido. Parece ser que tan sólo los productos a base de soja no fermentada podrían reducir la posibilidad de sufrir la enfermedad (16).

 

Recetas para la endometriosis

Aquí puedes ver algunas recetas de Dietfarma que pueden ser interesantes para ti si sufres endometriosis:

               Lentejas vegetales con arroz: 394 kcal

  Salmón con verduras salteadas: 448 kcal

 Macarrones de trigo sarraceno con calabacín y pollo: 518 kcal

 Tortilla de patatas cocidas con calabacín: 228 kcal

 Ensalada de atún con tomate y aguacate: 220 kcal

 

Dieta para la endometriosis

Aquí puedes ver un modelo de dieta ideal para aquellas personas que padecen endometriosis:

DIETAS PERSONALIZADAS EN DIETFARMA

CONTACTA CON NOSOTROS:       640282379

 

Conclusiones

A lo largo del artículo hemos descrito la endometriosis, sus características y su tratamiento. Como exponíamos arriba, el tratamiento de la endometriosis debe abordarse principalmente contra el dolor y contra la progresión de la enfermedad.

El tratamiento se basa normalmente en medicamentos, sin embargo, la alimentación puede jugar un factor clave en la enfermedad. Evitar la ingesta de algunos alimentos puede conseguir que se reduzcan los síntomas y se retrase la progresión de la enfermedad, pues disminuirá la inflamación y bajará los niveles corporales de estrógenos.

Seguir una dieta correcta de la mano de un nutricionista colegiado producirá una mejora sustancial en tu calidad de vida. No dudes en consultar con Dietfarma para cualquier aclaración.

 

Este artículo ha sido realizado por el alumno en prácticas de la Universidad Isabel I Ricardo Noval.

 

Redes sociales

Nos podéis encontrar por las redes sociales, donde damos recomendaciones nutricionales, recetas saludables y vídeos tutoriales.

 

 

Bibliografía:

1.    M.A. Santana Suárez, B. Suárez Suárez, L. Ocón Padrón, S. Seara Fernández, Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad pélvica inflamatoria. Clínic Invest Ginec Obst. 2018; 45(4): p. 157-162.
2.    SCARELLA C, Aníbal et al. Ultrasonido transvaginal para la detección preoperatoria de endometriosis profunda en pacientes con dolor pélvico crónico. Rev. chil. obstet. ginecol. 2013; 78(2): p.114-118.
3.    Missmer SA, Chavarro JE, Malspeis S, Bertone-Johnson ER, Hornstein MD, Spiegelman D, Barbieri RL, Willett WC, Hankinson SE. A prospective study of dietary fat consumption and endometriosis risk. Hum Reprod. 2010; 25(6): 1528-35.
4.    Wolk A.J. Potential health hazards of eating red meat. Intern Med. 2017; 281(2):106-122. 
5.    Parazzini F, Viganò P, Candiani M, Fedele L.Diet and endometriosis risk: a literature review. Reprod Biomed Online. 2013; 26(4):323-36.  
6.    Gaskins AJ, Mumford SL, Zhang C, Wactawski-Wende J, Hovey KM, Whitcomb BW, Howards PP. Effect of daily fiber intake on reproductive function: the BioCycle Study. Am J Clin Nutr. 2009; 90(4):1061-9.
7.    Parazzini F, Chiaffarino F, Surace M, Chatenoud L, Cipriani S, Chiantera V, Benzi G, et al. Selected food intake and risk of endometriosis. Hum Reprod. 2004; 19(8):1755-9.
8.    Trabert B, Peters U, De Roos AJ, Scholes D, Holt VL. Diet and risk of endometriosis in a population-based case-control study. Br J Nutr. 2011; 105(3):459-67.
9.    Chiaffarino F, Bravi F, Cipriani S, Parazzini F, Ricci E, Viganò P. Coffee and caffeine intake and risk of endometriosis: a meta-analysis. Eur J Nutr. 2014; 53(7):1573-9.
10.    Attaman JA, Stanic AK, Kim M, Lynch MP, Rueda BR, Styer AK. The anti-inflammatory impact of omega-3 polyunsaturated Fatty acids during the establishment of endometriosis-like lesions. Am J Reprod Immunol. 2014; 72(4):392-40
11.    Bente Deutch, Eva Bonefeld Jørgensen, Jens C Hansen. Menstrual discomfort in Danish women reduced by dietary supplements of omega-3 PUFA and B12. Nutrition Research. 2000: 20 (5):621-631.
12.    Marziali M, Venza M, Lazzaro S, Lazzaro A, Micossi C, Stolfi VM. Gluten-free diet: a new strategy for management of painful endometriosis related symptoms? Minerva Chir. 2012; 67(6): 499-504.
13.    Mier-Cabrera, J., Aburto-Soto, T., Burrola-Méndez, S. et al. Women with endometriosis improved their peripheral antioxidant markers after the application of a high antioxidant diet. Reprod Biol Endocrinol 7, 54 (2009). 
14.    Van Landendonckt A, Casanas-Roux F, Donnez J: Oxidative stress and peritoneal endometriosis. Fertil Steril. 2002, 77: 861-870.
15.    Sylvie Mesrine, Françoise Clavel-Chapelon, Marie-Christine Boutron-Ruault, Re: “Dairy-food, Calcium, Magnesium, and Vitamin D Intake and Endometriosis: A Prospective Cohort Study”, American Journal of Epidemiology. 2013; 178 (4): p. 664–665.
16.    Zhang GQ, Chen JL, Liu Q, Zhang Y, Zeng H, Zhao Y. Soy Intake Is Associated With Lower Endometrial Cancer Risk: A Systematic Review and Meta-Analysis of Observational Studies. Medicine (Baltimore). 2015; 94(50): p.2281.

Dietas call to action sidebar

Dietas

En los diferentes artículos podrás encontrar modelos de dietas recomendadas, pero si lo deseas te podremos ofrecer dietas personalizadas y el asesoramiento de un profesional nutricionista.

Dietfarma te apoyará en todo lo que necesites, ya no estás solo.

¿Conoces Dietfarma?

Listado iconos sidebar

Seguimiento profesional
Dietas personalizadas
Dietas personalizadas
Asesoramiento farmacéutico
Asesoramiento farmacéutico
App móvil · Whatssap · Videoconferencia
App móvil · Whatssap · Videoconferencia
No renuncies a un capricho
No renuncies a un capricho
Recetas fáciles y saludables
Recetas fáciles y saludables
Acceso a Zona Dietfarma
Acceso a Zona Dietfarma

Todo lo que necesitas

Frutas y verduras
Todo lo que necesitas
Icono de una olla cocinando
Dietas personalizadas
Icono farmacéutico
Asesoramiento farmacéutico
Icono de cupcake
No renuncies a un capricho
Icono de manzana
Recetas fáciles y saludables
Icono de botiquín
Seguimiento profesional
Icono Zona Dietfarma
Acceso total a Zona Dietfarma
Icono de página con texto
Modifica tus recetas
Icono de teléfono móvil
App móvil

Expertos en nutrición

Expertos en nutrición

- Graduada en Nutrición y Dietética Humana por la

Universidad Isabel I de Burgos

- Licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla

- Experta en Nutrición y Dietética Humana por la

Universidad Complutense de Madrid

 

+10 años
de experiencia
+500 casos
de éxito
640 282 379
info@dietfarma.com
info@dietfarma.es

Eloisa Bocanegra

Nutricionista, Farmacéutica

y CEO de Dietfarma

Colegiada AND-00982

Banners pie página Home

Consulta
Consulta presencial

Busca tu nutricionista Dietfarma más cercano y tendrás un servicio presencial sin renunciar a todas las funcionalidades de Dietfarma.

Nutricionista
¿Eres nutricionista?

Si eres Profesional únete a nuestra plataforma para nutricionistas, será tu herramienta de trabajo más util en tu dia a dia.