Dieta FODMAP

12.09.2018 0

Dieta FODMAP

¿QUÉ ES FODMAP?

Son unas siglas en ingles que significan “Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides And Polyols” (oligosacaridos, disacaridos, monosacáridos y polioles fermentables), que son un grupo de hidratos de carbonos fermentables de cadena corta que se absorben mal en el tracto gastrointestinal.

El monosacárido es la fructosa, el oligosacárido es el fructano, el disacárido es la lactosa y los polioles son los alcoholes de azúcar. Los polioles son alcoholes de azúcar como el sorbitol, lactitol y xilitol, que se encuentran en ciertas frutas como el melocotón y la ciruela, pero también se encuentran comúnmente en productos sin azúcar. Al menos el 70% de los polioles no se absorben en individuos sanos. 

Los FODMAP son altamente osmóticos, siendo fermentados rápidamente por bacterias, pudiendo inducir síntomas gastrointestinales, especialmente en pacientes con síndrome del intestino irritado, por lo que para ellos la ingesta total de FODMAP es muy importante. Aunque, algunas personas pueden ser más sensibles a algunos grupos de FODMAP que otras.

La dieta baja en FODMAP se desarrolló en 2001 para ayudar a tratar los trastornos intestinales funcionales, pero su eficacia y seguridad siguen siendo controvertidas.

 

Si necesitas el apoyo de un profesional nutricionista para que te diseñe una dieta personalizada libre de FODMAP, desde Dietfarma te podremos ayudar:

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                                    SUSCRÍBETE A DIETFARMA

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO:       640282379

 

 

¿ES EFICAZ LA DIETA  BAJA EN FODMAP?

Las recientes evidencias sugieren que una dieta baja en FODMAP parece ser eficaz para mejorar los síntomas en pacientes con trastorno gastrointestinal inexplicable. La principal clave para su éxito es la educación nutricional. Si bien es eficaz a corto plazo, existen obstáculos prácticos con respecto a dicha educación. En cuanto a seguridad y eficacia, a largo plazo es una cuestión que aún no se conoce. 

Además de las enfermedades funcionales, algunos estudios sugieren que los pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales o pacientes con ileostamía también pueden beneficiarse de una dieta baja en FODMAP. 

También es posible, que el contenido de FODMAP de los alimentos se pueda relacionar con la diarrea observada en pacientes que reciben nutrición enteral, pero se necesitan más estudios a pesar de las revisiones recientes que respaldan esta forma de manejo dietético.

 

¿QUÉ DICEN LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA DIETA BAJA EN FODMAP?

Las investigaciones recientes indican que los síntomas digestivos que aparecen en pacientes con trastorno funcional intestinal mejoran con una dieta baja en FODMAP. Se ha demostrado, que una dieta baja en FODMAP en casos de personas con síndrome de intestino irritado (SII) es más efectiva que las pautas dietéticas habituales para mejorar los síntomas.

En el Área de Nutrición de un hospital universitario de España, se realizo un estudio con 164 pacientes con síndrome del intestino irritado (SII). Estos pacientes llevaron una dieta baja en FODMAP durante 6-8 semanas y posteriormente siguieron la dieta de reintroducción de alimentos con FODMAP, evaluando la tolerancia a cada uno de los alimentos.

En este estudio realizado, el 84% de los pacientes presentaron mejoras digestivas. Tras realizar la dieta de reintroducción, más del 80% de los pacientes volvieron a tolerar la lactosa y el trigo y más del 70% las legumbres y 2 raciones de frutas bajas en fructosa en la misma toma.

Este estudio al igual que muchos otros han demostrado que la dieta baja en FODMAP es eficaz para la mejora digestiva de los pacientes con síndrome del intestino irritado (SII) y que la mayoría de los pacientes, tras la dieta de reintroducción de alimentos, vuelven a tolerar los lácteos, el trigo, las legumbres y una gran variedad de frutas altas en FODMAP. Pero en todos estos estudios que se están haciendo, existe una gran disparidad en la selección de sujetos, en las intervenciones dietéticas y en las evaluaciones de los resultados en algunos de estos estudios, por lo tanto, todavía no se pueden establecer conclusiones definitivas sobre la eficacia de la dieta baja en FODMAP.

 

PAUTAS DIETÉTICAS PARA LA DIETA BAJA EN FODMAP

En la dieta baja en FODMAP vamos a encontrar dos fases a seguir, con el objetivo de obtener los mejores resultados posibles:

Fase de eliminación.

Aunque los pacientes a menudo observan alguna mejoría de los síntomas dentro de la primera semana, generalmente hay un aumento progresivo en la eficacia durante las primeras 6 semanas; por lo tanto, es recomendado que los pacientes que sigan esta dieta, la hagan de forma estricta durante al menos 6-8 semanas.

Por lo tanto, durante las primeras 6-8 semanas se eliminarán por completo los alimentos con FODMAP.

Fase de reintroducción.

Después de este periodo de eliminación, se le va incluyendo a los pacientes en su dietas alimentos de los diferentes grupos de FODMAP, a fin de determinar a que grupo de FODMAP son sensibles, para a continuación, liberar la dieta de dicho hidrato de carbono.

La fase en la que se van introduciendo FODMAP, se van agregando alimentos de un grupo en particular por un día y comenzando con una cantidad muy pequeña y se va añadiendo gradualmente más cantidad a la dieta para determinar la tolerancia individual.

Se observó que los pacientes con dieta baja en FODMAP pueden llegar a tener una alimentación baja en fibra, pudiendo llegar a ser motivo de preocupación. Por lo tanto, se recomiendan todos los panes sin gluten de grano entero, otros granos integrales libres de trigo como el arroz integral y la inclusión de frutas y verduras bajas en FODMAP, para así compensar esa posible ingesta baja en fibra.

Se necesitan más estudios para determinar la dieta nutricionalmente perfecta para tales casos. También se desconoce si el cambio en la ingesta de prebióticos en la dieta FODMAP tendría algún efectos negativo sobre el microbioma intestinal o si los cambios asociados en el microambiente intestinal podrían afectar a la salud.

Según los estudios es seguro seguir la dieta baja en FODMAP el tiempo que sea necesario, siendo recomendado que esta dieta se haga con la ayuda de un profesinal nutricionista que lleve el control de la alimentación.

 

Si necesitas el apoyo de un profesional nutricionista para que te diseñe una dieta personalizada libre de FODMAP, desde Dietfarma te podremos ayudar:

 

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                                    SUSCRÍBETE A DIETFARMA

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO:       640282379

 

¿PUEDE UN VEGETARIANO SEGUIR UNA DIETA BAJA EN FODMAP?

Una dieta vegetariana bien planificada y equilibrada puede ser baja en FODMAP, aunque seguir una dieta baja en FODMAP siendo vegetariano puede resultar más complicado aún, ya que los alimentos que se podrán tomar estarán más limitados.

La mayor complicación se da, ya que las legumbres presentan un alto contenido en FODMAP, siendo esta una de las principales fuentes de proteínas de los vegetarianos. Así que, las legumbres podrán ser incluidas en su dieta baja en FODMAP, pero en porciones pequeñas.

También existen otras opciones bajas en FODMAP que son ricas en proteínas para vegetarianos, como pueden ser: tempeh, tofu, huevos (no sería válido para veganos), la mayoría de frutos secos y la mayoría de semillas.

Por lo tanto, si eres vegetariano o vegano y sufres el síndrome del intestino irritado, podrás llevar una dieta baja en FODMAP, aunque si es cierto, que será un poco más complicado para tí llevar esta dieta siendo vegetariano.

 

Si necesitas que te elaboren una dieta personalizada baja en FODMAP para vegetarianos y a la vez que te lleven el control de tu alimentación por un profesional nutricionista, desde Dietfarma te podremos ayudar a través de nuestros profesionales:

 

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                                    SUSCRÍBETE A DIETFARMA

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO:       640282379

 

ALIMENTOS RICOS EN FODMAP

Este grupo de hidratos de carbonos son conocidos por desencadenar síntomas digestivos desagradables, como son hinchazón, gases y dolor de estómago. Se encuentran en una amplia gama de alimentos en cantidades variables. Algunos alimentos contienen solo un tipo, mientras que otros contienen varios.

Los principales fuentes dietéticas de los cuatro grupos de FOSMAP son los siguientes:

Oligosacáridos (fructano): trigo, centeno, cebada, legumbres y varias frutas y verduras como el ajo, la cebolla, el brócoli y alcachofa.

Disacáridos (lactosa): leche, yogur y queso. La lactosa es el carbohidrato principal en los lácteos.

Monosacáridos (fructosa): diversas frutas (higo y mango incluidos), verduras y edulcorantes como la miel. 

Polioles: Ciertas frutas (manzana, ciruela, pera y cereza) y verduras (coliflor, maíz, champiñon), así como algunos edulcorantes bajos en calorías, como los que encontramos en las gomas de mascar sin azúcar (xilitol, sorbitol…).

En resumen, podemos decir que se trata de un grupo de carbohidratos fermentables que agravan los síntomas intestinales en personas sensibles y que se encuentran es una gran variedad de alimentos.

 

ALIMENTOS BAJOS EN FODMAP

Estos son aquellos alimentos que presentan un bajo contenido en FODMAP y por lo tanto presentan un menor riesgo de ocasionar síntomas intestinales desagradables:

Frutas: Naranja, mandarina, arándano, fresa, melón, limón y lima.

Vegetales: Apio, zanahoria, tomate, espinaca, lechuga, pimientos verde, judias verdes, brotes de soja, nabo, pepino, patata.

Lácteos: Queso maduro (incluyendo el queso cheddar y el queso parmesano), yogur sin azúcar sin lactosa, leche sin lactosa.

Carnes: Todas las carnes no procesadas, pescado y huevos.

Carnes vegetales: Pequeñas cantidades de tofu.Frutos secos: Pequeñas cantidades de almendras y nueces.

Granos: Arroz en todas sus variedades, pan sin gluten, quinoa, sémola.

 

¿PUEDE SER SABROSA UNA DIETA BAJA EN FODMAP?

Debido a que la cebolla y el ajo son ricos en FODMAP, se ha llegado a la idea errónea de que una dieta baja en FODMAP carece de sabor. Es cierto que muchas recetas utilizan el ajo y la cebolla para dar sabor a los platos, pero existen muchas hierbas, especias y saborizantes bajos en FODMAP que pueden sustituirse en su lugar.

También hay que comentar, que se puede obtener el sabor del ajo mediante aceite con ajo filtrado, ya que los FODMAP en el ajo no son solubles en grasa, lo que significa que el sabor del ajo se pasa al aceite, pero los FODMAP no.

Algunas sugerencias de condimentos bajos en FODMAP son los siguientes: cebollino, chile, jengibre, semillas de mostaza, pimienta, azafrán y cúrcuma.

 

RECETAS BAJAS EN FODMAP

Aquí encontraréis algunas de las recetas de Dietfarma, las cuales son bajas en FODMAP, por lo que no producen daños gastrointestinales en personas sensibles:

   Brocheta de salmón y calabacín. 370 kcal.

   Tortilla de patatas cocidas. 251 kcal.

   Muslo de pollo al horno al toque curry. 177 kcal.

   Tomate y pepino aliñado.108 kcal.

   Gambones al limón. 189 kcal.

   Quinoa con espinacas y tofu en salsa de soja. 671 kcal.

 

 

                                                                     Entra a visitar todas nuestras recetas

 

 

MI LISTA DE LA COMPRA BAJA EN FODMAP

Aquí tienes una lista de la compra, toda ella compuesta por alimentos bajos en FODMAP. Con todos estos alimentos puedes hacer muchas combinaciones para elaborar platos variados y llevar una alimentación saludable y equilibrada:

Cuando compres tus alimentos en el supermercado, debes tener cuidado y mirar en el etiquetado nutricional y comprobar que no se le han añadido compuestos ricos en FODMAP. Para evitar esto, siempre hay que tener prioridad por comprar los productos frescos.

Las cadenas de alimentos, en muchas ocasiones agregan FODMAP a los alimentos por varias razones: como prebióticos, como sustituto de la grasa o como sustituto del azúcar.

 

DIETA BAJA EN FODMAP

Aquí tenéis un modelo de dieta baja en FODMAP, la cual te podrá ayudar a llevar una alimentación adecuada en caso de sufrir el síndrome del intestino irritado (SII) y así evitar molestias en el tránsito intestinal.

Si prefieres una dieta totalmente personalizada y que a la vez sea baja en FODMAP, los profesionales nutricionistas de Dietfarma te podremos ayudar:

 

¿QUÉ DEBES HACER ANTES DE COMENZAR TU DIETA BAJA EN FODMAP?

Cuando comiences a llevar una dieta baja en FODMAP hay 2 cosas de debes hacer:

1. Asegurate que realmente tienes el síndrome del intestino irritado.
Lamentablemente, no hay una prueba de diagnostico positivo para confirmar que se tiene el síndrome del intestino irritado. Por esta razón, se recomienda que se consulte al médico para descartar enfermedades más graves, como podría ser la enfermedad celiaca, la enfermedad inflamatoria intestinal o el cáncer de colon.
Una vez descartadas esas enfermedades, el médico puede confirmar la existencia del síndrome del intestino irritado utilizando los criterios de diagnóstico oficial, para el cual debes cumplir estos 3 puntos:

  •     Dolor de estómago recurrente. De promedio, al menos 1 día a la semana en los últimos 3 meses.
  •     Síntomas en la defecación. Cambio en la frecuencia de las heces o cambio en la apariencia de las heces.
  •     Síntomas persistentes. Criterios cumplidos durante los últimos 3 meses con inicio de los síntomas al menos 6 meses antes del diagnóstico.

2. Planifícate.
La dieta baja en FODMAP es difícil de seguir si no estás bien preparado. Aquí tienes algunos consejos para llevar una buena planificación:

  •     Averigua que debes compra. Ten una lista con todos los alimentos bajos en FODMAP o puedes ser guiado por un profesional dietista-nutricionista que te asesore y te lleve el control de tu alimentación.
  •     Limpia tu frigorífico y tu congelador. Elimina todos aquellos alimentos que tengan un elevado contenido en FODMAP.
  •     Hacer lista de la compra. Antes de ir al supermercado, elaborar una lista con los alimentos bajos en FODMAP que debes comprar.
  •     Leer la carta de los restaurantes de antemano. Cuando salgas a cenar, familiarizate con la carta del restaurante antes de ir, para ver con detenimiento las opciones bajas en FODMAP.

Antes de empezar una dieta baja en FODMAP, hay varias cosas que debes hacer. Estos sencillos pasos te ayudarán a aumentar las posibilidades de tener éxito con este tipo de dieta y como consecuencia mejorar tu sistema digestivo.

 

¿QUIÉN DEBE SEGUIR UNA DIETA BAJA EN FODMAP?

Una dieta baja en FODMAP no es para que la lleve cualquier persona. A menos que hayas sido diagnosticado con el síndrome del intestino irritado, las investigaciones sugieren que este tipo de dieta podría hacer más mal que bien. Esto se debe a que la mayoría de los alimentos ricos en FODMAP son prebióticos, lo que significa que respaldan el crecimiento de bacterias intestinales buenas.

Además, la mayoría de las investigaciones se han realizado en adultos, por lo que hay un apoyo limitado para las dietas de este tipo en niños con síndrome de intestino irritado, ya que hay pocos estudios realizados en niños con esta dolencia.

Si tienes el síndrome del intestino irritado, debes llevar este tipo de dieta en los siguientes casos:

  • Tienes síntomas intestinales continuos.
  • No has respondido positivamente al asesoramiento dietético de primera línea: restricción del alcohol, cafeína, alimentos picantes…
  • No respondes positivamente a las estrategias del manejo del estrés.

Existen ciertas especulaciones con respecto a este tipo de dietas, donde se dice que puede beneficiar a otras afecciones, como la diverticulitis y los problemas digestivos inducidos por el ejercicio. Al respecto se están realizando más investigaciones.

Se recomienda no comenzar por primera vez este tipo de dieta mientras se está de viaje o durante un periodo de estrés.

 

¿QUÉ SUCEDE SI TUS SÍNTOMAS NO MEJORAN?

La dieta baja en FODMAP no funciona para todas las personas con el síndrome de intestino irritado (SII). Alrededor del 30% de personas con esta dolencia no responde a la dieta como se espera. Afortunadamente existen otras terapias alternativas no dietéticas que te pueden ayudar, como es el control del estrés, medicamentos…

Pero antes de renunciar a la dieta baja en FODMAP te recomiendo:

  • Repasa todos los alimentos que tienes en tu despensa y/o nevera. Asegúrate que ningún alimento contenga FODMAP. Repasa las etiquetas nutricionales de los alimentos envasados, es posible que alguno presente algún compuesto con FODMAP, el cual no esperabas. Los mayores culpables suelen ser la cebolla, el ajo, el sorbitol y el xilitol, que pueden ocasionar síntomas en cantidades pequeñas.
  • Analiza tu situación personal. La dieta no es lo único que puede ocasionar el SII, ya que el estrés es otro factor importante a tener en cuenta. No importa cuanto de efectiva es la dieta, si te encuentras ante una situación de estrés severo. Por lo tanto, es importante que estés tranquilo y relajado durante el tiempo que estés con la dieta baja en FODMAP.

Si después de haber repasado estos puntos, no se encuentra mejoría después de 8 semanas de eliminación de FODMAP, la dieta puede suspenderse, ya que el bajar el consumo de tales hidratos de carbono no está haciendo ningún efecto, por lo que se descarta que su trastorno gastrointestinal sea debido a los FODMAP.

 

CONCLUSIONES

Las intolerancia alimentaria a ciertos hidratos de carbono son problemas comunes que conducen a síntomas gastrointestinales inexplicables. Una dieta baja en FODMAP es una opción de tratamiento efectiva, pero se necesitan más estudios para examinar la eficacia a largo plazo y la adherencia a tales dietas.

La dieta FODMAP parece ser útil para controlar los síntomas del síndrome del intestino irritado, pero se necesitas estudios más rigurosos, incluido el estudio del contenido de FODMAP de más alimentos. Las pruebas para determinar la tolerancia a los FODMAP individuales pueden ayudar a liberalizar la dieta de un paciente, aunque esto también requiere un estudio adicional.

 

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                                    SUSCRÍBETE A DIETFARMA

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO:       640282379

 

REDES SOCIALES

Nos podéis encontrar por las redes sociales, donde damos recomendaciones nutricionales, recetas saludables y vídeos tutoriales.

FACEBOOK                           TWITTE                               INSTAGRAM                                           YOUTUBE

 

Bibliografía: 

Amy Fedewa, Satish SC Rao. Dietary fructose, fructan intolerance and FODMAPs. HHS Public Access. Author manuscript. 2015 (Obtenido el 10 de septiembre del 2018).

Vila Rovira, Neus; Ibáñez Solano, Patricia; Angós Musgo, Ramón Jesús; Betés Ibáñez, María Teresa; Carretero Ribón, Cristina; De la Riva Onandía, Susana Rosa; Herráiz Bayod, Maite; Prieto de Frías, César; Silva Frojan, Camilo; Margall Coscojuela, María Ángeles. Patients with functional bowel disorder: effectiveness of a diet low in FODMAPS for the treatment of gastrointestinal symptoms. Nutrición clínica y dietética Hospitalaría. Clínica Universidad de Navarra. 2016 (Obtenido el 12 de septiembre del 2018)

 

Imagen de EloisaBocanegra
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética