Dieta para patologías de la vesícula biliar

02.10.2018 0

Dieta para patologías de la vesícula biliar

Las patologías relacionadas con la vesícula biliar como  la colecistitis y la colelitiasis, afectan a millones de personas anualmente en todo el mundo, destacando manifestaciones clínicas importantes en quienes la padecen. Sus complicaciones pueden llegar a causar alteraciones graves para la salud como puede ser una pancreatitis o una septicemia, pudiendo llegar a ocasionar la muerte en aquellas personas que lo padecen.

Los signos y síntomas de las enfermedades relacionadas con el sistema biliar generalmente son similares y su tratamiento se centra en la terapia farmacológica, nutricional y quirúrgica. Con respecto al tratamiento nutricional, nos vamos a centrar en dietas bajas en grasas.

A continuación, explicaremos en detalle que es la vesícula y cual es su función, para que podáis llegar a entender un poco más el tipo de tratamiento nutricional que se llevará a cabo.

Si necesitas que un profesional nutricionista te oriente más en profundidad, desde Dietfarma te podemos ayudar:

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA

 

¿QUÉ ES LA VESÍCULA BILIAR?

La vesícula biliar es un órgano en forma de pera que lo encontramos al lado del hígado, localizado en el cuadrante superior derecho, por debajo de la superficie del lóbulo hepático derecho. Su función es la de almacenar, concentrar y excretar la bilis, que es un líquido que se produce en el hígado por los hepatocitos.

La bilis fabricada sale del hígado mediante el conducto hepático común y este recibe al conducto cístico que va hacia la vesícula biliar. Ambos conductos desembocan en el conducto colédoco que llega hasta el duodeno, donde encontramos el esfínter de Oddi.

Este sistema biliar formado por órganos y conductos, van a participar en la producción y en el transporte de la bilis.

 

MOTILIDAD DE LA VESÍCULA BILIAR

La motilidad de las vías biliares se refiere al proceso mecánico por el cual se expulsa la bilis desde la vesícula biliar hasta el duodeno.

El principal responsable de la estimulación de la motilidad de las vías biliares es la hormona colecistocinina, la cual provoca contracciones rítmicas en la vesícula y la relajación del esfínter de Oddi, lo que causa el vaciamiento del contenido biliar al duodeno.

La hormona colecistocinina es liberada en el duodeno cuando detecta alimentos aún no digeridos en la luz del duodeno. Esta hormona actuará sobre los conductos biliares (liberación de bilis) y también sobre los conductos pancreáticos (liberación enzimática), para promover la digestión de los alimentos.

 

FUNCIONES DE LA BILIS

La bilis es una secreción hepática (formada por colesterol, ácidos biliares…) que presenta diferentes funciones sobre el duodeno:

Por su contenido en bicarbonato, ayuda a neutralizar la acidez del quimo, aumentando el pH. Este aumento del pH provoca a su vez la activación de las enzimas pancreáticas.

La bilis es la encargada de emulsionar las grasas en el duodeno. Va a reducir la tensión superficial de las gotas de grasa que se forman espontáneamente en el quimo, transformándolas en múltiples gotitas más pequeñas. Por lo tanto, es la bilis la encargada de la digestión de las grasas.

 

COMPOSICIÓN DE LA BILIS

Entre los principales compuestos que forman parte de la bilis, vamos a destacar los siguientes:

Agua. La mayor parte de su composición es agua.

Hormonas.

Pigmentos. La bilirrubina es el principal pigmento biliar de la bilis, que se produce como consecuencia de la liberación de hemoglobina (al destruirse los eritrocitos) y posteriormente ser transportados al hígado.

Electrolitos. Sodio, potasio, calcio, cloro y bicarbonato. Debido a estos electrolitos nos encontramos ante una solución alcalina.

Lípidos. Encontramos 3 tipos de lípidos: colesterol, sales biliares y fosfolípidos.

Las sales biliares se producen por la conjugación de los ácidos biliares, los cuales facilitan la absorción en el intestino. A partir del colesterol, se sintetizan los ácidos biliares, que posteriormente generarán las sales. Durante el proceso de digestión de las grasas, estas sales producidas en el hígado, apoyarán a las enzimas lipasa en la digestión de las grasas, así como en absorción de lípidos, vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y algunos minerales.

Una vez que terminan su función, las sales se reabsorben, regresando al hígado mediante el sistema porta en la circulación hepática.

 

COLECISTITIS (INFLAMACIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR)

La colecistitis es un cuadro clínico que se caracteriza por una inflamación de las paredes de la vesícula biliar, pudiendo ser aguda o crónica. Se puede dar una inflamación leve con edema que de forma espontanea se frene o puede suceder que evolucione el proceso inflamatorio hacia un cuadro más grave.

En el 90% de los casos de colecistitis aguda, se debe a una obstrucción de los conductos biliares debido a la presencia de cálculos (colelitiasis), los cuales producen un reflujo de bilis al obstruir el conducto. El reflujo de bilis hace que aumente la bilirrubina en el torrente circulatorio produciendo ictericia (piel de color amarilla).

En el 10% restante de casos de colecistitis aguda puede ser debido a una infección vesicular que en ocasiones no es la causa primaria sino que es debido a una complicación de la obstrucción vesicular. La colecistitis aguda alitiásica o acalculosa se observa en pacientes críticos, relacionándose con un mal vaciamiento de la vesícula biliar, que puede ser debido a una disminución en la actividad de contracción espontánea y a una disminución en la capacidad de contracción frente a la colecistocinina, produciéndose inflamación de las paredes vesiculares, distensión e infección.

Se observa en pacientes con nutrición parenteral, cirugía mayor, cuidados intensivos, con ayunos prolongados, situaciones de estrés, inmunodeprimidos, quimioterapia o en pacientes con traumatismos cuando la vesícula biliar y la bilis se encuentran estancadas.

 

SÍNTOMAS DE LA COLECISTITIS AGUDA

Los síntomas que presentan los pacientes con colecistitis aguda son dolor abdominal agudo en el hipocondrio derecho, que en ocasiones se irradia hacia la espalda del mismo lado, región dorsolateral derecha, hombro derecho y hasta el epigastrio. Además de este dolor en la zona derecha del cuerpo, aparecen náuseas y vómitos.

El dolor es tipo cólico, que normalmente va apareciendo de forma gradual, pero en ocasiones se instala de forma brusca. En ocasiones puede irradiarse hacia el hipocondrio izquierdo cuando existe compromiso del páncreas y puede llegar a generalizarse si se produce complicaciones acompañado de anorexia, náuseas, vómitos y fiebre.

La colecistitis crónica es una inflamación de la vesícula biliar prolongada en el tiempo. Se presenta tras varios periodos consecutivos de colecistitis aguda, que producen un engrosamiento de las paredes de la vesícula, que con el tiempo pierde la capacidad de concentrar y almacenar bilis.

 

SÍNTOMAS DE LA COLECISTITIS CRÓNICA

Los síntomas más frecuentes en la colecistitis crónica son el dolor abdominal, indigestión crónica, distensión abdominal, náuseas frecuentes, gases y eructos. Al igual que en la colecistitis aguda, el consumo de alimentos ricos en grasa pueden aumentar estos síntomas. 

 

DIAGNÓSTICO DE LA COLECISTITIS

En la colecistitis, el diagnóstico se realiza mediante una exploración clínica, donde en la exploración física se observan signos de inflamación peritoneal y signo de “murphy” (dolor que siente el paciente cuando éste realiza una inspiración profunda cuando se realiza una palpación o compresión por dejajo del reborde costal derecho, es decir, en el área de la vesícula biliar en el hipocondrio derecho.

 

TRATAMIENTO NUTRICIONAL EN COLECISTITIS 

En los episodios agudos de colecistitis debe interrumpirse la alimentación por vía oral, a continuación de forma progresiva continuar con una dieta con líquidos transparentes y después ir administrando una dieta regular pero baja en grasas, para así disminuir la estimulación de la vesícula biliar cuando se ingieren alimentos y se realiza la digestión.

Se recomienda que los pacientes con colecistitis deben ingerir a traves de su dieta diaria entre 30-45 gramos de lípidos. En caso de pacientes desnutridos puede llegar a ser necesaria la alimentación parenteral.

En el caso de pacientes diagnosticados con colecistitis crónica, puede ser necesario restringir las grasas de forma permanente y en estos caso, el contenido en lípidos debe ser menor del 25% de las calorías de la dieta diaria.

El control en la alimentación es muy importante, ya que las grasas en el intestino estimulan el aparato biliar. En pacientes obesos, además de una dieta baja en grasas, es recomendable la perdida de peso. Algunos de estos pacientes pueden llegar a requerir la administración de hidrosolubles de vitaminas liposolubles.

¿Necesitas el apollo de un profesional nutricionista?

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO:  640.282.379

 

COLELITIASIS (CÁLCULOS BILIARES)

Consiste en la formación de cálculos en las vías biliares, principalmente en la vesícula biliar, en ausencia de infección. Esta formación de cálculos está considerada la causa principal de enfermedad biliar.

Es considerado un problema de salud importante, debido a la implicación médica y social que supone esta enfermedad, siendo de las más frecuentes del aparato digestivo y afectando a millones de personas en el mundo.

SÍNTOMAS DE LA COLELITIASIS

La litiasis biliar(cálculos en la vesícula biliar) puede ocasionar cuadros muy dolorosos y graves, pero en la mayoría de los pacientes (65-80%) los cálculos biliares son asintomáticos y pueden desplazarse de la vesícula al conducto biliar común, donde puede quedarse de forma indefinida o continuar hacia el duodeno, sin causar ningún síntoma.

En aquellos casos en los que la secreción de bilis se estanca en la vesícula, se produce la cristalización y precipitación de colesterol, sales biliares, lecitinas o pigmentos, y entonces, aparecen los cálculos biliares.

Frecuentemente se forma solo un cálculo biliar, aunque también podemos encontrar varios en una misma persona. Las manifestaciones clínicos más frecuentes, con un 70-80% de casos, son el cólico biliar. El 10% restante pueden presentarse con una colecistitis aguda. 

La coledocolitiasis (cálculos en los conductos biliares) se presenta cuando los cálculos se desplazan hacia los conductos biliares provocando obstrucción y dolor. Cuando se produce la litiasis biliar (cálculos en la vesícula biliar), La colecistitis aguda es considerada una de las complicaciones más frecuentes, junto a la obstrucción de flujo de bilis hacia el duodeno. Debido a la falta de bilis, la absorción de las grasas se ve alterada y las heces color blanquecino debido a la falta de bilirrubina.

El reflujo biliar también puede ocasionar ictericia. También se puede producir pancreatitis, si se bloquea también el conducto pancreático.

 

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se realiza mediante exploración clínica, aunque se debe tener en cuenta que es posible que el paciente se encuentre sin síntomas. La prueba de ecografía de imagen, es lo más recomendado para la determinación de los cálculos biliares.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de elección es la extirpación de la vesícula biliar, que recibe el nombre de colecistectomía, pero se lleva a cabo principalmente cuando los cálculos son grandes y numerosos.

¿Quieres saber más sobre el tipo de dieta para la extirpación de la vesícula biliar?

DIETA PARA LA EXTIRPACIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR

 

Otras formas de tratar la litiasis es mediante la utilización de sales biliares, considerados tratamientos litolíticos, cuya función es disolver los cálculos. También se lleva a cabo mediante la litrotricia extracorpórea, que consiste en aplicar ondas de choque para destruir los cálculos.

En los casos de cálculos que han migrado hacia los conductos biliares, pueden ser sometidos a técnicas como la colangiopancreatografía retrograda endoscópica.

 

TERAPIA NUTRICIONAL

Se debe llevar a cabo una dieta baja en grasas, para evitar la contracción de la vesícula biliar.

Posterior a cirugía de colecistectomía, se debe restablecer la alimentación por vía oral una vez que aparecen los ruidos intestinales y el paciente tolera el retiro de la sonda nasogástrica. La dieta comienza con líquidos transparentes y luego continúa con una dieta baja en grasas. Las grasas se irán incorporando en la dieta de forma progresiva.

 

¿AYUDARÁ UNA LIMPIEZA DE VESÍCULA BILIAR?

A veces, aparecen noticias en internet y en las redes sociales sobre remedios alternativos para la cura de las patologías vesiculares. Uno de esos remedios alternativos es la llamada limpieza de la vesícula biliar, que a menudo se promociona como un tratamiento para los cálculos biliares o una alternativa a la extirpación de la vesícula biliar.

Hay muchas dietas diferentes para esta llamada limpieza, pero la mayoría involucra beber grandes cantidades de jugos de cítricos, sales de Epsom y aceite de oliva. Las promesas anunciadas pueden resultar atractivas, pero no existen limpiadores de la vesícula biliar que hayan demostrado romper o eliminar los cálculos biliares.

Se debe tener especial cuidado con cualquier producto comercializado de herbolaría como tratamiento de la vesícula biliar. El problema con todos los tratamientos a base de hierbas es que no hay regulación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de la FDA.

Siempre es recomendable consultar con tu médico antes de probar cualquier tipo de tratamiento de venta libre para los problemas vesiculares y es recomendable que te pongas en manos de un profesional nutricionista te haga planes alimenticios ajustados a tu situacuón. 

"Necesito un profesional nutricionista que me asesore". Desde Dietfarma te podemos ayudar:

SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

FACTORES DE RIESGO DE LAS ENFERMEDADES DE LA VESÍCULA

Los trastornos biliares afectan a millones de personas en todo el mundo, en torno a un 5-15% de la población occidental presenta colecistitis (inflamación del sistema biliar) y litiasis biliar (calculos biliares en la vesícula) o colelitiasis (cálculos biliares en los conductos). La formación de cálculos biliares es una enfermedad de la cual no se conoce su origen con exactitud, pero se reconocen factores genéticos y ambientales.

Aquellos factores de riesgo que no se pueden modificar, son el género y la edad. Las mujeres tienen mayor riesgo a padecer esta patología y a la vez, conforme aumentamos la edad también aumenta el riesgo. En los hombres aumenta el riesgo en edades más avanzadas.  Afecta especialmente a mujeres, debido al rol que juegan las hormonas femeninas en la motilidad de la vesícula y es más frecuente a partir de los 40 años.

El principal factor de riesgo modificable es la obesidad, incrementándose esta patología en paralelo al incremento del IMC. El 35% de las mujeres que presentan un IMC alto, presentan estas patologías. En la obesidad se sintetiza mayor cantidad de colesterol en el hígado, secretándose en cantidades excesivas, provocando sobresaturación de la bilis. La reducción de peso en corto tiempo también es un factor de riesgo. Aproximadamente, el 25% de las personas que pierden peso rápidamente, presentan estas patologías en un periodo de 1-5 meses.

Otros factores que influyen en la aparición de los cálculos biliares son los antecedentes familiares de litiasis, diabetes, enfermedad intestinal inflamatoria, anticonceptivos orales, terapia hormonal sustitutiva y el número de embarazos.

La composición de la dieta es fundamental para evitar este tipo de patologías. Aquellas personas que siguen una dieta muy energética, rica en colesterol y en grasas animales, alto consumo en hidratos de carbono simples y con episodios continuados de reducción-recuperación de peso; presentan un alto riesgo de padecer estas patologías. Por el contrario, aquellas personas que llevan una alimentación baja en grasas, rica en proteínas vegetales, alimentos ricos en fibra y que consumen café; presentan un menor riesgo de padecer estas patologías.

 

CLAVES PARA EVITAR LAS PATOLOGÍAS EN LA VESÍCULA BILIARES

Aquellas personas que presentan cálculos en la vesícula biliar deben cuidar mucho su alimentación, para evitar esas molestias-dolencias (dolor vesicula) tan desagradables. Para aquellas personas que quieren cuidar su alimentación y evitar la aparición de patologías de la vesícula biliar, también deben seguir las mismas claves.

Debes seguir los siguientes consejos:

Reducir al máximo el consumo de grasas, para evitar la estimulación de la hormona colecistocinina. Especialmente las grasas animales. Aconsejable tomar los lácteos desnatados.

Frutas y verduras. El consumo de frutas y verduras debe ser abundante.

Cocinado de los alimentos. El cocinado de los alimentos debe ser a la plancha, hervido o al vapor. Añadir poco aceite en el cocinado. Evitar los fritos.

Alimentos pesados. Evitar las ingestas excesivas de alimentos que provocarán digestiones pesadas.

Calorías elevadas. Evitar consumos calóricos elevados que lleven a la obesidad.

Alimentos frescos. Prioridad por los alimentos fresco y evitar los precocinados y procesados.

Estar muy hidratado. Tomar al menos 2 litros de agua al día.

 

RECETAS PARA LAS PATOLOGÍAS DE LA VESÍCULA BILIAR

Aquí tienes una serie de recetas, las cuales son perfectas para aquellas personas que sufren patologías en la vesícula biliar. Todas ellas presentan un bajo contenido en grasas y un alto contenido en fibra, ideal para facilitar la digestión de pacientes con alteración de la vesícula biliar.

   Pollo salteado con verduras al estilo oriental. 383 kcal.

   Dorada con pimientos en papillote. 281 kcal.    

                            Arroz integral con salteado con pollo, calabacín y zanahoria. 510 kcal.

   Berenjena rellena de atún. 171 kcal.   

 

   Brocheta de gambas y mejillones. 225 kcal.                      

       Quinoa con verduras y tofu. 555 Kcal.                             

               

 

  Entra a visitar todas nuestras recetas

 

DIETA PARA LAS PATOLOGÍAS DE LA VESÍCULA BILIAR

Aquí tienes un modelo de dieta diseñada para aquellas personas que sufren patologías en la vesícula biliar, en la cual nos hemos centrado en la eliminación de las grasas principalmente, que son las que harán trabajar a la vesícula y provocar síntomas desagradables.  Una vez recuperado o tras la extirpación de la vesícula biliar, su alimentación de forma progresiva podrá volver a la normalidad.

Si prefieres tener una dieta totalmente personalizada para ti por profesionales nutricionistas, en Dietfarma te podremos ayudar:

SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

 

CONCLUSIONES

Para evitar las enfermedades de la vesícula biliar y sus síntomas hay que llevar una alimentación saludable baja en grasas animales, evitar el exceso consumo energético y promover la actividad física. Con unos buenos hábitos alimenticios y un peso equilibrado existe un menor riesgo de sufrir enfermedades en el sistema biliar.

Si necesitas el apollo de un profesional nutricionista que te guíe a llevar unos buenos hábitos alimenticios, desde Dietfarma te podemos ayudar:

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA

Una vez registrado, puedes elegir uno de nuestros paquetes, el que mejor se adapte a tí:

SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

Bibliografía:

UD5. Anatomía de los sistemas digestivo y renal. En: Grado Nutrición Humana y Dietética. Anatomía y fisiología humana: sistema digestivo. Burgos: Universidad Isabel I; 2018.

UD6. Fisiología de los sistemas digestivo y renal. En: Grado Nutrición Humana y Dietética. Anatomía y fisiología humana: sistema digestivo. Burgos: Universidad Isabel I; 2018.

Quisaguano Doicela, Mercy Ximena. Enfermedades biliares y cuidados de enfermería enfocados a los pacientes y complicaciones añadidas. Universidad Técnica de Ambato - Facultad de Ciencias de la Salud - Carrera de Enfermería. Abril del 2017 (consultado el 18 de mayo del 2018). Disponible en: http://repositorio.uta.edu.ec/bitstream/123456789/25246/2/ENFERMEDADES%2...

Gonzáles Hita M., Bastidas Ramírez B.E., Panduro Cerda A. Factores de riesgo en la génesis de la litiasis vesicular. Mediagraphic, Artemisa. Marzo 2005 (consultado el 18 de mayo del 2018). Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/invsal/isg-2005/isgs051l.pdf

Julieta Robles Rodriguez. Terapia médica nutricional en: colecistitis-colelitiasis. Universidad Internacional de Ecuador. Escuela de nutriología. Diciembre del 2017 (Consultado el 25 de septiembre del 2018). Disponible en: http://repositorio.uide.edu.ec/bitstream/37000/2599/1/libro%20digital%20...

Imagen de EloisaBocanegra
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética