Dieta blanda

12.07.2018 0

Dieta blanda

La principal característica de la dieta blanda consiste en incluir alimentos que sean fáciles de masticar y de digerir.

Para ello se emplean técnicas de elaboración sencillas para los alimentos, como pueden ser al vapor, cocidos o a la plancha.

Normalmente este tipo de dietas se recomienda durante un corto periodo de tiempo, cuando aparecen molestias gastrointestinales. Una vez que los síntomas desaparecen se vuelve a la dieta diaria normal.

 

SI NECESITAS EL APOLLO DE UN PROFESIONAL NUTRICIONISTA QUE TE HAGA UNA DIETA BLANDA PERSONALIZADA:

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                         SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

TIPOS DE DIETA BLANDA

Podemos encontrar cuatro tipos de dietas blandas, en función del malestar que queramos evitar:

Dieta blanda astringente

Este tipo de dieta se hace para solventar los problemas digestivos como las gastritis, las diarreas, vómitos o las úlceras. Es frecuente este tipo de dietas cuando se dan virus gástricos (gastroenteritis) en niños y adultos.

Dieta blanda no astringente

Se lleva a cabo para disminuir las dificultades al tragar o los problemas en dientes, mandíbula o boca que dificultan la masticación.

Dieta blanda para patologías gástricas

Estas dietas se hacen cuando se dan brotes, ayudando a combatir y aliviar el malestar derivado de la enfermedad.

Dieta blanda específica

Para aquellas personas que van a ser sometidas a una colonoscopia, operación quirúrgica…

 

¿CUÁNDO HACER UNA DIETA BLANDA?

Existen algunas situaciones en las que es necesario llevar una dieta blanda, especialmente cuando se dan trastornos gastrointestinales como vómitos, diarreas, náuseas, acidez… síntomas que en algunas ocasiones aparecen de forma inesperada, cuando se da una gastroenteritis, bastante común en niños.

Pero estos síntomas también se dan en personas que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cuando se dan brotes en la enfermedad de Crohn o en la colitis ulcerosa, debiendo llevar una dieta blanda cuando aparecen los síntomas.

Una dieta blanda también puede ser una forma efectiva de tratar las úlceras en combinación con ciertos cambios en el estilo de vida, como la disminución del estrés, consiguiendo aliviar los síntomas.

Este tipo de dietas también es recomendada en personas recién operadas o personas enfermas que tienen dificultad para masticar, ya que estos alimentos son más blandos facilitando su ingesta.

También es necesario hacer una dieta blanda cuando se va a someter a una colonoscopia o a una operación quirúrgica

 

¿CARACTERÍSTICAS DE UNA DIETA BLANDA?

El objetivo principal de la dieta blanda es dar un descanso al sistema digestivo y para ello es fundamental elegir aquellos alimentos con unas determinadas características:

Textura blanda

Es importante que sean alimentos tiernos y de fácil masticación, especialmente para aquellas personas que tienen dificultad para tragar o masticar.

Bajo contenido en fibra

Las fibras no son absorbidas por nuestros intestinos, resultando muy difícil su descomposición, haciendo las digestiones más lentas.

A la vez, al quedarse la fibra en los intestinos, pueden fermentar y provocar gases.

Disminución de las grasas

Las grasas requieren un mayor trabajo para su digestión, haciendo unas digestiones más lentas y difíciles.

Eliminación de los azúcares añadidos

Los azúcares pueden fermentar en nuestros intestinos provocando gases y malestar digestivo, por lo que se deben evitar.

Baja acidez

Haciendo una dieta blanda se debe tener prioridad por aquellos alimentos con un pH alto y evitar todos aquellos alimentos que sean ácidos (pH bajo).

Esto evitará un aumento en la producción de ácidos, reflujos y otros irritantes en el estómago, haciendo que estos síntomas digestivos mejoren.

 

SI NECESITAS EL APOLLO DE UN PROFESIONAL NUTRICIONISTA QUE TE HAGA UNA DIETA BLANDA PERSONALIZADA:

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                         SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

¿QUÉ EFECTOS TIENE UNA DIETA BLANDA?

En aquellas personas que experimentan un brote de enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, donde se dan diarreas abundantes, una dieta blanda baja en fibra ayudará a reducir el número y tamaño de las deposiciones.

Para aquellas personas con irritación gastrointestinal, la eliminación de alimentos que sean muy ácidos ayudará a prevenir una mayor irritación.

En aquellos casos de intolerancia o alergia alimentaria, como puede ser intolerancia al gluten, a la lactosa y a la proteína de la leche; en esos casos, se debe eliminar por completo los lácteos y los cereales que contengan gluten. Eliminando esos alimentos de la dieta ese malestar gastrointestinal desaparecerá.

 

¿QUÉ PUEDO COMER EN UNA DIETA BLANDA?

Cuando se hace una dieta blanda, se deben tomar alimentos suaves, bajos en grasa, bajos en fibra, fáciles de digerir y sin muchas especies, evitando la hinchazón, diarreas, gases, náuseas, acidez…

Esto se va a conseguir con los siguientes alimentos, a excepción de existir algún tipo de intolerancia o alergia alimenticia:

Productos lácteos bajos en grasa

La leche, los yogures, los quesos… con bajo contenido en grasa (desnatados o semidesnatados), son todas buenas opciones.

Sin embargo, aquellas personas con intolerancia a la lactosa o con intolerancia a la proteína láctea, presentan malestar gastrointestinal con el consumo de lácteos, por esa razón, muchos expertos recomiendan eliminar los productos lácteos.

Algunas verduras

Las verduras que se pueden tomar haciendo una dieta blanda son las siguientes: remolacha, zanahoria, judías verdes, patata, espinacas, calabaza…

Estas verduras se pueden comprar congeladas, frescas o enlatadas, pero es importante que no las comas crudas. La mejor opción es servirlas al vapor o hervidas, con muy poco o nada de aceite de oliva.

Algunas personas pueden tolerar la lechuga con moderación, pero lo ideal es eliminar de la dieta todas aquellas verduras que causen gases, donde se incluyen la lechuga, el brócoli, la col rizada, coles de Bruselas…

Frutas bajas en fibra

Las frutas cocidas o enlatadas, como puede ser una compota de manzana, son la opción perfecta para llevar una dieta blanda.

Los aguacates también pueden ser bien tolerados, a pesar de presentar un alto contenido en fibra.

Granos procesados

Los productos de trigo refinado (pasta no integral), el pan blanco, el arroz blanco… son todas buenas opciones para llevar una dieta blanda, ya que el contenido en fibra del grano procesado es bajo.

Por el contrario, se han dado casos de algunas personas que han empeorado los síntomas digestivos al comer granos que contenían gluten, debido a presentar intolerancia al gluten.

Aves, pescados y huevos

Las fuentes de proteínas magras son seguras para comer, siempre y cuando estén preparadas con condimentos suaves y añadiendo muy poco aceite de oliva.

Algunos de estos alimentos que están permitidos en una dieta blanda son: pollo sin piel, pescado blanco (merluza, bacalao, gallo, dorada…), mariscos (gambas, cangrejo, langostinos…), huevo…

Otros alimentos

Las cremas de verduras o los caldos claros son excelentes opciones, siempre que sus ingredientes estén en la lista de alimentos que se pueden comer.

La manzanilla, con o sin miel, puede ser una buena opción como bebida relajante.

 

¿QUÉ ALIMENTOS DEBO EVITAR EN UNA DIETA BLANDA?

Los alimentos pueden afectar al sistema digestivo de diferente forma, en función de cada persona. Algunas personas tienen acidez estomacal y otros síntomas gástricos derivados de productos a base de tomate, ajo, condimentos…

Otras personas, por el contrario, pueden tolerar bien alimentos muy condimentados, pero tienen problemas para digerir cualquier alimento rico en grasas.

Así que, las necesidades individuales pueden variar, pero por lo general, estos alimentos deben evitarse para seguir una dieta blanda:

Productos lácteos ricos en grasa

Se deben evitar los productos lácteos altos en grasa y los quesos con un sabor fuerte. Los alimentos ricos en grasas van a dificultar las digestiones y los quesos fuertes van a provocar malestar gástrico.

Entre estos alimentos que se deben evitar encontramos: leche entera, queso azul, queso roquefort, yogur entero, helados…

En el caso de presentar intolerancia a la lactosa o a la proteína de la leche, todos los lácteos deben ser suprimidos de la dieta.

Algunas verduras

Existen algunas verduras que producen gases y estas son las siguientes: lechuga, col de Bruselas, brócoli y coliflor.

Estas otras tampoco son recomendadas: cebolla, ajo, pimientos, repollo…

Los tomates y los productos derivados de tomate son muy ácidos y también se deben evitar.

Frutas ricas en fibra y frutas ácidas

Por regla general, si la fruta tiene piel o semillas pequeñas, suele tener demasiada fibra para una dieta blanda.

Por otro lado, la acidez de algunas frutas puede desencadenar acidez estomacal en algunas personas, así que se deben evitar aquellas frutas ácidas.

Las frutas que se deben evitar son: las bayas, uvas, ciruelas pasas, naranja, limón, lima, pomelo.

La mayoría de las frutas desecadas deben evitarse debido a su alto contenido en fibra y azúcares. Los zumos de frutas también se deben evitar debido a su alto contenido en azúcares.

Grano entero

Se deben evitar los granos integrales, ya que presentan un alto contenido en fibra. Haciendo una dieta blanda el aporte en fibra debe ser bajo, ya que este compuesto puede fermentar en los intestinos, ya que la fibra no es absorbida.

Hay que recordar que aquellos cereales que contiene gluten (cebada, centeno, trigo y trazas de avena) pueden provocar trastornos gástricos en aquellas personas intolerantes.

Los cereales que se deben evitar son los siguientes: pan de trigo integral, pasta de trigo integral, cualquier alimento enriquecido con fibra (ej. Cereales…), arroz integral…

Carnes y pescados grasos

Las carnes rojas y procesadas presentan un alto contenido en grasas, por lo que se deben evitar, ya que producen digestiones pesadas que pueden afectar negativamente al tránsito intestinal.

Los pescados azules presentan un alto contenido en grasas saludables, pero también se deben evitar, ya que su alto contenido en grasas no resultará beneficioso para el trastorno gastrointestinal.

Por lo tanto, se deben evitar todas las fuentes de proteínas grasas.

Legumbres

Las legumbres se deben eliminar de la dieta, ya que la piel no se digiere y pueden causar gases, siendo negativo para el transito gastrointestinal.

Otros alimentos

Todos los tipos de bebidas alcohólicas pueden ser irritantes para el estómago. También pueden provocar irritación las bebidas con cafeína como el café, el té y los refrescos.

Algunas salsas como mostaza, kétchup, aderezo de ensalada… pueden causar irritación en el estómago.

Por otro lado, muchos condimentos pueden ser irritante para el estómago, pero puedes experimentar con condimentos suaves como pueden ser: albahaca, perejil, sal…

Los postres con azúcares añadidos se deben evitar, pues pueden empeorar los síntomas, ya que pueden fermentar en los intestinos produciendo gases.

Estos otros alimentos pueden empeorar los síntomas: aceitunas, postres grasos, palomitas de maíz, nueces…

 

DIETA BLANDA PARA NIÑOS

Si tu hijo tiene dificultad para masticar o tragar debido a un procedimiento dental, tras una cirugía, al estar sufriendo una gastroenteritis… se debe recomendar seguir una dieta blanda.

Este tipo de dieta generalmente se recomienda por un tiempo corto hasta la recuperación total del niño, cuando ya pueda masticar y tragar de forma normal.

Asegúrate de ofrecerle alimentos atractivos a tu hijo, que le gusten, permitiendo la ingesta de alimentos. Es importante obtener las calorías, proteínas y otros nutrientes necesarios para el crecimiento y la curación.

Si tu hijo tiene diarreas y vómitos, es muy importante que se encuentre hidratado en todo momento, evitando una posible deshidratación. En este caso se emplean sueros orales de rehidratación.

Los niños pequeños son un grupo de población muy vulnerable, por lo que se debe llevar un especial control sobre ellos y acudir a su pediatra.

 

DIETA BLANDA PARA COLONOSCOPIA

Cuando se va a llevar a cabo una colonoscopia es necesario el vaciado del colon para que esta prueba sea posible y efectiva. Si la preparación del intestino no es la adecuada, puede no apreciarse la presencia de pólipos y lesiones, la colonoscopia puede requerir más tiempo o puede ser necesario repetir la prueba.

 Para que la prueba sea exitosa es necesario llevar a cabo una dieta blanda con las siguientes características:

Días antes de la prueba

Unos días antes de la prueba, se debe seguir una dieta baja en fibra, donde no se incluyan alimentos tales como: granos enteros, nueces, semillas, frutas desecadas, frutas, verduras crudas…

El día antes de la prueba

El día antes de la prueba no puedes tomar alimentos sólidos. En su lugar, solo podrás tomar líquidos claros, como son los caldos claros, café o té, zumos claros de fruta…

El día de la prueba

El día de la prueba solo podrá tomar alimentos líquidos.

No podrá comer ni beber nada 2 horas antes del procedimiento.

 

DIETA BLANDA PARA VEGANOS O VEGETARIANOS

La dieta blanda también puede llevarse a cabo por aquellas personas que llevan un plan nutricional vegano o vegetariano.

En estos casos las carnes, mariscos y pescados magros ya no están permitidos. En el caso de los veganos, el huevo y la leche tampoco están permitidos.

En este tipo de dietas, las proteínas animales son sustituidas por las leches vegetales (leche de almendra, leche de soja, leche de avena…), pero por aquellas sin azúcares añadidos, siendo bien toleradas.

También se incluye en la dieta blanda de un vegano las carnes vegetales como son el tofu, seitán, tempeh…, para cubrir las necesidades de proteínas.

En el caso de los vegetariano, podrán tener un aporte en proteínas mediante los lácteos desnatados y el huevo.

 

¿ES SEGURA UNA DIETA BLANDA?

Las dietas blandas solo se recomiendan por cortos periodos de tiempo, cuando sea necesario para mejorar síntomas gastrointestinales negativos.

Cuando la persona se recupera o sus síntomas mejoran, es importante ir aumentando gradualmente el contenido en fibra y grasa de la dieta.

La fibra es muy beneficiosa para la salud, por lo que seguir una dieta blanda durante un periodo prolongado podría afectar negativamente.

Comer alimentos ricos en fibra pueden ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), además, actúan como reguladores gastrointestinales evitando el estreñimiento y mantienen estable los niveles de glucosa en sangre, haciendo que los azúcares de los alimentos se liberen lentamente a la sangre.

Además, tomar grasas saludables también es muy importante, ya que nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares y aumentará el colesterol HDL (colesterol bueno).

Por lo tanto, seguir una dieta blanda de forma puntual cuando se den tales síntomas gastrointestinales es totalmente saludable, pero no es bueno mantenerla a largo plazo.

 

¿QUÉ RIESGOS PUEDE CAUSAR UNA DIETA BLANDA?

El principal síntoma negativo que se puede dar haciendo una dieta blanda es el estreñimiento, ya que se intenta eliminar por completo la fibra, la cual se encarga de regular el tránsito intestinal promoviendo las deposiciones regularmente.

Una dieta blanda sin fibra a largo plazo también puede causar cambios en la salud general de una persona, ya que la fibra alimenta a las bacterias intestinales sanas.

 

RECETAS PARA HACER UNA DIETA BLANDA

Aquí encontraréis algunas de las recetas de Dietfarma que son perfectas para llevar una dieta blanda. En todas estas recetas, el contenido en grasa, azúcares simples y fibra es bajo, evitando potencias los síntomas gastrointestinales.

 Merluza al vapor con veduras. 233 kcal

 Arroz con calabaza y zanahoria. 380 kcal

 Pollo salteado con judías verdes. 350 kcal

 Gambones a la plancha. 144 kcal

 Sopa de pollo. 218 kcal

 Tortilla de patatas cocidas. 251 kcal

 

                                                                     Entra a visitar todas nuestras recetas

 

DIETA SEMANAL PARA UNA DIETA BLANDA

Esta es una dieta modelo, la cual se debe seguir cuando se tiene malestar gastrointestinal.

SI PREFIERES UNA DIETA TOTALMENTE PERSONALIZADA POR UN PROFESIONAL NUTRICIONISTA:

DESDE 20€ AL MES, SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

CONSEJOS GENERALES PARA LLEVAR DIETA BLANDA

Es importante comer porciones más pequeñas y más veces a lo largo del día, así será más fácil para el estómago hacer la digestión. Además, intenta saborear cada comida lentamente y sin prisa, masticando muy bien.

Debes beber agua a temperatura ambiente y en pequeñas cantidades, pero con regularidad. En caso de tener vómitos y diarreas sería necesario tomar sueros de rehidratación oral.

Los alimentos elaborados con mucho aceite se deben evitar, como son las frituras, guisos, conservados en aceite… Se deben elegir las elaboraciones al vapor, hervidas o a la plancha.

Evitar los compuestos irritantes para el aparato digestivo como son las especias o condimentos picantes, tabaco, alcohol, cafeína…

Algunas pastillas naturales, como aloe vera, raíz de regaliz, hinojo… se han demostrado beneficiosas para los trastornos gastrointestinales.

También es recomendable no comer a altas horas de la noche, siempre se debe cenar dos horas antes de acostarse. Irse a la cama con el estómago lleno puede empeorar estos síntomas.

 

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE DIETA BLANDA

¿La dieta blanda sirve para bajar de peso?

La dieta blanda no es una dieta para adelgazar, ya que es una dieta cuya función principal es la de proteger los órganos internos del cuerpo que se han podido ver afectados por una alteración o enfermedad.

Si que es cierto, que tras pasar un periodo de vómitos, diarreas… se suele producir pérdida de peso, pero eso se debe principalmente a una deshidratación y a una disminución de la ingesta calórica producida durante esos días, debido a esos síntomas.

Cuando se quiere hacer una dieta para perder peso, es especialmente importante incluir fibra en nuestra alimentación, ya que nos mantendrá saciados regulando los niveles de glucosa en sangre, compuesto que eliminamos en la dieta blanda.

¿Durante cuanto tiempo debo hacer dieta blanda?

La dieta blanda la debes hacer mientras tengas síntomas gastrointestinales desagradables. En el momento que tu sistema digestivo funcione perfectamente, gradualmente irás incluyendo nuevos alimentos a tu dieta hasta llevar una dieta normal.

¿Puedo tomar pan tostado en la dieta blanda?

Si se puede tomar el pan tostado en el desayuno, siempre que el pan sea blanco, para que su contenido en fibra sea menor.

Además, el pan al estar tostado es más digerible, siendo beneficioso en la dieta blanda.

 

CONCLUSIONES

Una dieta blanda nos puede proporcionar todos los macronutrientes que nuestro cuerpo necesita, siendo recomendado que un profesional nutricionista te guie y te lleve un control de tu alimentación.

En algunos casos, tu médico puede incluir en tu dieta medicamentos como antiácidos o bloqueadores de ácido. Tu nutricionista puede recomendarte cambios en el estilo de vida, como el control del estrés y la reducción de peso.

SI NECESITAS EL APOLLO DE UN PROFESIONAL NUTRICIONISTA QUE TE HAGA UNA DIETA BLANDA PERSONALIZADA:

REGÍSTRATE GRATIS EN DIETFARMA                         SUSCRÍBETE A DIETFARMA

 

Redes sociales

Nos podéis encontrar por las redes sociales, donde damos recomendaciones nutricionales, recetas saludables y vídeos tutoriales.

FACEBOOK                           TWITTE                               INSTAGRAM                                           YOUTUBE

Imagen de EloisaBocanegra
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética