100, 2 Kcal/100gr
  • Moluscos y crustáceos
  • 150 Colesterol/100gr
  • 0 Fibra/100gr
  • 74 Agua/100gr
  • 100% de porción comestible

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

gambas pequeñas peladas


Equivalencias (kcal del alimento entero)

  • Envase pequeño 100 gr. 100.2 kcal.
  • Envase 200 gr. 200.4 kcal.
  • Envase grande 500 gr. 501 kcal.

Proteínas / 100 gramos

  • Proteínas 21 g.

Hidratos de carbono / 100 gramos

  • Hidratos de carbono 0 g.

Grasas / 100 gramos

  • Grasas totales 1.8 g.
  • Ácidos grasos saturados 0.4 g.
  • Ácidos grasos monoinsaturados 0.5 g.
  • Ácidos grasos poliinsaturados 0.4 g.

Vitaminas / 100 gramos

  • Vitamina B1 0.01 mg.
      • Vitamina B2 0.17 mg.
          • Vitamina B6 0.07 mg.
              • Vitamina B12 1 µg.
                  • Vitamina C 0.01 mg.
  • Vitamina D 0.01 µg.
      • Vitamina E 2.9 mg.
          • Folato 17 µg.
              • Niacina 2 mg. Eq.
                  • Pantotenato 1 mg.

Minerales / 100 gramos

  • Sodio 1590 mg.
      • Potasio 260 mg.
          • Calcio 150 mg.
              • Magnesio 42 mg.
                  • Fósforo 350 mg.
                      • Hierro 1.1 mg.
  • Cobre 0.7 mg.
      • Cinc 1.6 mg.
          • Cloro 2550 mg.
              • Manganeso 0.01 mg.
                  • Selenio 18 µg.
                      • Yodo 28 µg.

Propiedades

Las gambas presentan proteínas de alto valor biológico y tienen un bajo contenido en grasa, siendo ideal para hacer dieta para perder peso. Tienen niveles altos de calcio que le da fuerza a los huesos y a los dientes (previene la osteoporosis) y un alto contenido en yodo, que nos ayuda a regular nuestro metabolismo, facilitando el funcionamiento de las células y regulando nuestros niveles energéticos. Presenta alto contenido en ácido úrico, siendo poco recomendado en aquellas personas que padecen “Gota”. Su contenido en colesterol es alto, encontrándose prácticamente todo en la cabeza. Las personas con colesterol alto no deben “chupar” la cabeza de la gamba.