▷ Dieta para la alergia a la proteína de la leche de vaca

¿Qué es la APLV?

La leche de vaca está compuesta por multitud de proteínas, aunque todas ellas pueden actuar como alérgenos no todas lo hacen en la misma medida. Dentro de la gran variedad de proteínas de la leche de vaca, encontramos los principales alérgenos siendo la BetaLactoglobulina, la AlfaLactoglobulina y la caseína los principales antígenos considerados como alérgenos. 

La APLV suele producirse mayoritariamente por las proteínas presentes en la leche de vaca, aunque hay una minoría de casos en los que la alergia es producida por proteínas presentes en la carne de vaca como son Albumina sérica o lactoferrina. En estos casos los pacientes no podrán consumir ni leche de vaca ni derivados cárnicos de vaca. 

La prevalencia de APLV en la edad infantil está aumentando en todo el mundo, se calcula que se encuentra entre el 2% y el 6% en la niñez y conforme nos vamos acercando a la edad adulta este porcentaje disminuye razonablemente, casi llegando a desaparecer. La edad infantil es la edad más susceptible de sufrir este tipo de alergia, dado que durante los primeros 6 meses de vida el sistema inmunitario del niño es todavía muy inmaduro, además de poseer una barrera intestinal muy poco desarrollada. En torno al 95% de los casos de APLV suelen superarse a los 3 años de edad. 

La APLV se ha considerado como alergia alimentaria, ya que la respuesta del organismo a la presencia de la proteína de vaca es una respuesta inmunológica. Dentro de la APLV hay distintos tipos dependiendo del mediador que participe en la reacción alérgica y de la respuesta clínica.

  • APLV mediada por IgE: esta reacción alérgica es una reacción alérgica inmediata, aparece entre los primeros minutos de la ingesta del alérgeno transcurriendo como máximo dos horas. Los síntomas característicos de este tipo de APLV son Síndrome de alergia oral, produciendo edema en la zona orofaríngea y en casos más graves anafilaxia. 

  • APLV no mediada por IgE: en este caso la sintomatología aparece mucho más tardía, entre las primeras 48 horas y hasta una semana tras la ingestión de la proteína. Es una reacción inmunológica mediada por células T, por lo que tarda más en aparecer. Entre su sintomatología se encuentra la enteropatía por proteína alimentaria, produciendo diarrea crónica y a causa de esta diarrea produce casos de anemia y retraso en el crecimiento.

  • APLV mixta:  la sintomatología clínica puede aparecer tanto de manera temprana (mediada por IgE) como tardía (No mediada por IgE). Esta alergia no solo es común en niños, sino que también aparece en personas adultas con cuadros de esofagitis eosinofila. Estos cuadros cursan con vómitos, reflujos, trastornos alimentarios que pueden llegar a afectar al paciente desde el punto de vista psicológico. 

 

¿Cuáles son los síntomas de la APLV?

La sintomatología más común que tiene lugar en la APLV son los síntomas gastrointestinales, estos síntomas no se manifiestan con la primera exposición al alérgeno si no que aparecen con la exposición continuada a la proteína de vaca. En el caso de consumir el alérgeno la gravedad de la sintomatología dependerá de la cantidad de alérgeno consumida y el tipo de APLV que tenga el paciente. 

La APLV aparece mayoritariamente en niños alimentados con formula, aunque no es exclusivo de estos, sino que también puede aparecer en aquellos niños que se alimentan a través de la lactancia materna exclusiva, esto se debe a que los productos lácteos consumidos por la madre pueden pasar a la leche materna.

Entre la sintomatología más leve y comunes podemos destacar los síntomas digestivos (50%- 60%) en forma de diarrea, vómitos, regurgitación o disfagia. Aunque no solo aparecen síntomas digestivos ya que estos síntomas van acompañados de síntomas respiratorios (20%-30%) como tos y síntomas cutáneos (30%-70%) como urticaria. En el caso de que los síntomas se cronifiquen en el tiempo puede dar lugar a efectos perjudiciales para el paciente, entre ellos lo más destacado es una mala absorción de nutrientes y como consecuencia de ello retraso en el crecimiento y pérdida de peso.

 

¿Cómo se puede diagnosticar una APLV?

La sintomatología clínica poco específica, aumenta la dificultad para poder hacer un diagnóstico rápido y certero. Para poder hacer un diagnóstico veraz debemos indagar en la historia clínica y observar que la sintomatología aparece en el momento en el que introducimos la leche y desaparece cuando eliminamos el alérgeno de la alimentación. Lo óptimo para confirmar el diagnóstico es llevar a cabo una reintroducción del alérgeno, de modo que al introducirlo nuevamente la LPV aparezcan los síntomas. Para la reintroducción del alérgeno hay que tener en cuenta la gravedad del paciente, de tal modo que si es grave la reintroducción se deberá hacer en cantidades pequeñas y a poder ser en un centro de salud bajo supervisión médica.

En el caso de que la APLV sea mediada por IgE se podrá confirmar el diagnóstico mediante pruebas cuantitativas de IgE especificas o en el laboratorio mediante una prueba de RAST en la que cuantifican los niveles de IgE sérica especifica.

Otro de los métodos de diagnóstico es prueba cutánea positiva, esta prueba consiste en realizar una punción en el antebrazo, donde se colocará una gota del alérgeno a testar en nuestro caso una gota con proteínas de leche de vaca.

Es muy importante hacer un diagnóstico correcto ya que de no ser así el lactante sufrirá una eliminación innecesaria de alimentos en su dieta, pudiendo conllevar una deficiencia nutricional.

 

Figura 1. Algoritmo diagnóstico de APLV en lactantes.   

  

 

¿Cuál es el tratamiento farmacológico para APLV?

El tratamiento recomendado para aquellos pacientes que han sufrido una reacción alérgica causada por las proteínas de la vaca ira destinado a combatir su sintomatología, en el caso de haber consumido el alérgeno.

Entre la clínica del paciente con APLV se encuentra mayoritariamente las reacciones alérgicas, utilizando los antihistamínicos como fármacos de primera elección. En ocasiones estas reacciones alérgicas vienen acompañadas de problemas digestivos como diarrea y vómitos, produciendo una deshidratación severa. En este caso se utilizarán las fórmulas de rehidratación, como suero oral y en casos más graves soluciones intravenosas.

Otro fármaco utilizado en casos extremos es la Adrenalina, este fármaco únicamente se utiliza en pacientes muy graves que sufren reacciones anafilácticas.

 

Abordaje Nutricional en la edad infantil en la APLV

Una vez diagnosticado la APLV hay que proceder a incorporar un tratamiento efectivo para el lactante. El tratamiento a aplicar dependerá del tipo de alimentación, para aquellos niños que únicamente se alimentan a través de la lactancia materna, el tratamiento ira destinado a la madre, eliminando de su dieta alimentos que posean proteína de la leche de vaca. Cuando el niño es alimentado mediante leche de fórmula, habrá que sustituir la leche de formula con proteínas de la leche de vaca por otras fórmulas hipoalergénicas que no contenga dicho alérgeno.

Entre las fórmulas más utilizadas se encuentran: 

  • Formulas con hidrolizados proteicos: esta fórmula se consigue mediante procesos de hidrolisis de proteínas, la hidrolisis puede llevarse a cabo a través de dos mecanismos diferentes. A la hora de elegir una fórmula para pacientes diagnosticados con APLV estas se consideran de primera elección ya que su composición nutricional es adecuada. Hay multitud de tipos de fórmulas hidrolizadas, pudiendo variar en función de los macronutrientes empleados para su elaboración. Cabe destacar de la formula hidrolizada respecto a los micronutrientes que si la evaluamos esta fórmula comparándola con le leche materna la biodisponibilidad del hierro es menor, por eso en este tipo de fórmulas se enriquecen con mayor aporte de hierro.

  • Formulas a base de proteína de soja: este formula solo se usa en caso de que la APLV aparezca transcurrido los 6 meses de edad ya que está contraindicada hasta los seis meses. El valor biológico de las proteínas de soja es peor que el de la leche de vaca, aun así, se utiliza la soja ya que dentro del grupo vegetal es el que pose mayor valor biológico además evita relaciones alérgicas cruzadas. Uno de los inconvenientes de las formulas a base de proteína de soja es su contenido en anti nutriente como el ácido fitico entre otros que dificultan la absorción de micronutrientes como el hierro, y el zinc. Por lo que para contrarrestar este efecto se adicionan minerales intentando compensar las pérdidas por la dificulta de absorción.

  • Formulas a base de aminoácidos:  compuesta por aa sintéticos que asemejan a los de la leche de la madre, en su composición tiene tanto aa esenciales como no esenciales y al igual que las otras fórmulas se enriquece con minerales y micronutrientes. No es una fórmula de elección de primera línea, solo en el caso de que las formulas hidrolizada o formula a base de proteínas de soja no son bien admitidas por el paciente, se utilizará este tipo de fórmulas a base de aa. También son de elección en el caso de que el paciente además de APLV tenga otro tipo de alergias.

 

¿Los probíoticos ayudan a mejorar la tolerancia a la PLV?

Un estudio de doble ciego realizado en 2012, en lactantes de edad comprendida entre un mes y un año con APLV, demuestra que al introducir suplementos del probíotico Lactobacilus GG mejora la tolerancia a la PLV. Este ensayo estaba constituido por dos grupos, uno al que se le administraba el placebo y otro al que se suplementaba con Lactobacillus durante 4 semanas. Transcurridos 6 meses se observa que el grupo suplementado con Lactobacillus presenta mayor tolerancia que los no tratados.

Lactobacillus GG es por ahora la única cepa de probíoticos que ha demostrado tener beneficios a la hora de mejorar la tolerancia a APLV, ya que se ha realizado estudios con otras cepas de probíoticos como Bifidobacterium Bb12 sin demostrar resultados positivos para la APLV.

 

Abordaje nutricional en el adulto con APLV y en la madre lactante

La estrategia nutricional será la misma para la madre lactante que para el adulto con APLV, pautando una dieta exenta de PLV. Cabe destacar que son pocos los adultos que tras diagnosticarse APLV en la niñez no la superan transcurridos los primeros años de vida, ya que son menos del 1% aquellos pacientes que persisten con APLV en la edad adulta.

A la hora de pautar una dieta para pacientes con APLV es muy importante que el paciente reconozca los alimentos que contiene PLV para que lo elimine de su dieta. Sustituyendo los alimentos que excluimos de la dieta, por otras alternativas saludables del mercado. Un ejemplo de ello, es el caso del desayuno ya que al no poder tomar leche de vaca lo sustituiremos por zumos o bebidas vegetales. También tenemos que tener en cuenta que gran cantidad de calcio que introducimos a la dieta en situaciones normales, proviene de los productos lácteos y que en este tipo de patologías quedan excluidos. Por eso tendremos que incorporar calcio en la alimentación mediante otro tipo de alimentos, como es el caso de los frutos secos. Siempre debemos buscar una alternativa saludable, que nos permita llevar a cabo una alimentación equilibrada con un bajo contenido de grasas saturadas.

 

Alimentos recomendados en APLV

Para aquellos pacientes con APLV que buscan llevar a cabo una alimentación equilibrada y completa sin ningún tipo de carencia nutricional, les recomendamos que incorporen a su dieta una alimentación mediterránea. Esta dieta se caracteriza por ser rica en alimentos antioxidantes y vitaminas, que se consigue con un consumo alto de frutas y verduras. Además, es recomendable que añadamos a la dieta alimentos ricos en fibra que mejoren el tránsito intestinal y aporten un efecto saciante. A pesar de no poder introducir en su alimentación los productos con PLV hay gran variedad de alimentos beneficiosos para esta patología entre ellos podemos encontrar:

  • Frutas: Todo tipo de fruta, siempre recomendaremos frutas de temporada.

  • Verduras: podrá consumirse todas a excepción de la soja también tendremos que tener especial cuidado en aquellas que puedan tener trazas de soja, ya que en pacientes con APLV puede darse alergia a la soja por reacción cruzada.

  • Cereales: se recomiendan todo tipo de cereales como arroz, maíz, avena, pero tenemos que tener especial cuidado en su elaboración ya que no debe tener ningún ingrediente que provenga de la leche. 

  • Bebidas vegetales: recomendaremos aquellas bebidas vegetales como bebida de arroz de almendra, pero para su elección debemos mirar el etiquetado y optar por aquellas bebidas que estén suplementadas con calcio, ya que la cantidad de calcio en las leches vegetales es significativamente inferior a la leche de vaca. 

  • Legumbres: alubias, garbanzos y lentejas entre otros.

  • Carnes: carnes frescas y congeladas además se pueden introducir embutidos con mucho cuidado ya que no deben contener leche en su composición. 

  • Pescado: pescados frescos y congelados evitando aquellos que han sido sometidos a procesos de ahumado 

  • Huevos

  • Aceites vegetales: como el aceite de oliva, girasol o coco.

 

Alimentos no recomendados en APLV

Muy importante a la hora de pautar la dieta en paciente con APLV, es que el paciente reconozca aquellos alimentos que contiene PLV. No es una misión sencilla ya que hay multitud de alimentos que no son fáciles de identificar. Lo más recomendable desde el punto de vista del nutricionista, es enseñar al paciente a leer el etiquetado de los productos, de manera que el paciente sea autónomo en la elección y sepa excluir aquellos alimentos que tienen alérgeno en su composición. Algunos de los alimentos a evitar y que podemos destacar como productos a excluir son:

  • Productos lácteos o de elaboración con leche como yogur, queso, nata, mantequilla, natillas.

  • Productos de repostería elaborados con leche como galletas, bizcochos, panes, y harinas.

  • Productos cárnicos y embutidos a los que les añaden leche en su preparación como salchichas, jamón york entre otros.

  • Alimentos ultraprocesados como puede ser el caso de sopas, salsas y pescado ahumado.

También el apaciente ha de tener especial cuidado en el etiquetado de los productos, debido a que multitud de aditivos alimentarios pueden contener trazas de PLV. A continuación, citamos algunos de ellos:

  • Conservantes:  Ácido láctico (E270)

  • Saborizante:   Caramelo (E150), Crema o Azúcar Negra

  • Acidulantes:  Lactato de Sodio (E325) de Potasio (E326) o de Calcio (E327)

  • Emulsionantes:  Lactilato de Sodio (E481) o de Calcio (E482)

  • Colorantes: Lactoflavina (E101)

  • Espesantes: Caseinato de Sodio (H4512) de cálcico (H4511) o potásico (H4513)

 

Recomendaciones generales para pacientes con APLV

La vida de un paciente con alergia alimentaria no es sencilla, ya que ha de estar en una alerta constante para no incorporar el alérgeno en su alimentación. Esta alerta, puede causar al paciente problemas a la hora de llevar a cabo una vida normal, por eso desde Dietfarma vamos a daros unas pautas para llevar a cabo y que la alimentación del paciente con APLV sea más sencilla y segura, reduciendo la probabilidad de sufrir una crisis alérgica:

  • En el caso de que comamos en un restaurante o fuera de casa es mejor avisar con antelación de la APLV y preguntar acerca de la preparación de los platos.

  • Evitar aquellos establecimientos en los que no se dispone de información clara en la preparación de sus platos y del etiquetado de sus productos.

  • Debemos mantener informados a amigos y familiares del problema de alergia que tenemos y en caso de reacción alérgica sistémica como actuar.

  • Evitar la contaminación cruzada, es decir no mezclar alimentos no alérgenos con aquellos que sí lo son, esta contaminación puede pasar a los alimentos no alérgeno transformándolos en alérgenos.

  • Añadir a la rutina de toda la familia medidas higiénicas como lavado de manos o no mezclar utensilios en la cocina que no han sido previamente lavados.

  • En el caso de que la familia cocine el alérgeno en este caso la leche de vaca o cualquier alimento que lo contenga, lo recomendable es mantener una distancia segura con el alérgeno ya que pueden generarse aerosoles y en este caso podrá producirse una reacción alérgica.

  • En casa debemos respetar zonas libres de alérgeno he informar a toda la familia.

  • En el caso que vayamos a pasar tiempo fuera de casa será recomendable llevar alimentos seguros.

  • Dado que la mayoría del calcio la ingerimos a través de los productos lácteos sería recomendable potenciar una alimentación rica en calcio, con el fin de no sufrir deficiencia de este mineral, para ello podemos informarnos a través de un nutricionista. 

  • Junto a la documentación o en un sitio de fácil visión es recomendable tener a mano una tarjeta que reconozca nuestra alergia ya que en el caso de sufrir una reacción alérgica grave puedan identificar de que tipo y a que alérgeno se debe.

 

Dietas para pérdida de peso en personas con APLV

En Dietfarma nos centramos en las patologías de cada paciente, por esos para aquellas personas que sufren APLV y que quieren reducir su peso de manera saludable recomendamos que se lleve a cabo una dieta hipocalórica mediterránea, con exclusión de todos aquellos alimentos que contengan PLV. 

La dieta mediterránea además de ayudarnos a bajar de peso, también se relaciona con la prevención de numerosas patologías como la diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares o hipertensión.

Las características de una dieta mediterránea hipocalórica se basan principalmente en un alto consumo de verduras y hortalizas, que gracias a su alto contenido de agua y fibra nos aportaran un efecto saciante. Además de las verduras, otro gran protagonista de las dietas mediterráneas son los cereales, dando siempre prioridad a los cereales integrales.

Otra peculiaridad de la dieta mediterránea es su alto contenido en Omega 3 y 6 que se incluirá en la dieta mediante la incorporación de frutos secos y pecados. Uno de los grandes protagonistas de la dieta mediterránea es el aceite de oliva, grasa saludable que utilizaremos a la hora de cocinar nuestros platos. 

En cuanto a la ingesta de proteínas tendremos que excluir de la alimentación todos aquellos alimentos que provengan de la leche de vaca, y daremos prioridad a las proteínas que provengan de huevos, legumbres, pescados y en menor medida carne, siempre limitando las carnes rojas.

Recomendamos que los métodos de cocinado elegidos a la hora de preparar los platos sean cocido, asado, al vapor. Siempre evitando aquellas preparaciones que requieren la utilización de mucho aceite como es el caso de los fritos.

 

Recetas recomendables para APLV:

 Tortilla de espinacas 153,24 kcal/persona

 

 Guiso de garbanzos con pollo y verduras 389,46 kcal/persona

 

 Calabacín relleno de gambas 254,9 kcal/persona

 

 Quinoa con calamares en su tinta 476,85 kcal/persona
 

 Arroz con pollo, alcachofas y champioñones 567,13 kcal/persona

 

 Pez espada con aguacate y pepino 468,67 kcal/persona

 

 Pez espada a la siciliana 400,54 kcal/persona

 

Dieta hipocalórica mediterránea en pacientes con APLV (1100 kcal).

 

Bibliografía

1.     Orsi M, Fernández A, Follett FR, Marchisone S, Saieg G, Busoni VB, et al. Cow’s milk proteín allergy. Proposed guidelines for the management of children with cow’s milk protein allergy. Arch Argent Pediatr. 2009;107(5):459-67. 
2.     Martorell-Aragonés A, Alonso-Lebrero E. Alergia alimentaria. An Pediatr Contin. 2008;6(1):1-11. 
3.     Mart AMP, Sant HU. Alergia a Proteínas. Asoc Española Pediatría. 2013;1:51-61. 
4.     Carnicer RT, Carpi JM De. Alergia e intolerancia a la proteína de la lehe de vaca. Protoc diagnóstico-terapéuticos Gastroenterol Hepatol y Nutr Pediátrica SEGHNP-AEP. 2002; 
5.     Goicoechea Manzanares E De, Torres Peral R, Lorente Toledano F. Guía para el tratamiento de lactantes con alergia a proteínas de leche de vaca: Ficha comparativa de las fórmulas especiales disponibles en el mercado español. Bol Pediatr. 2009;49(207):3–15. 
6.     Cubides-Munevar AM, Linero-Terán AS, Saldarriaga-Vélez MA, Umaña-Bautista EJ, Villamarín Betancourt EA. Alergia a la proteína de leche de vaca. Enfoque diagnóstico y terapéutico. Rev Colomb Gastroenterol. 2020;35(1):92-103. 
7.     Sanz Ortega J, Martorell Aragonés A, Michavila Gómez A, Nieto García A, Abadía Rodríguez C, García López M, et al. Estudio de la incidencia de alergia mediada por IgE frente a la proteína de la leche de vaca en el primer año de vida. An Españoles Pediatr. 2001;54(6):536-9. 
8.     Pajno GB, Caminiti L, Ruggeri P, De Luca R, Vita D, La Rosa M, et al. Oral immunotherapy for cows milk allergy with a weekly up-dosing regimen: A randomized single-blind controlled study. Ann Allergy, Asthma Immunol. 2010;105(5):376-81. 
9.     Feferbaum R, Jacob CMA, Zamberlan P, Tarlovky VF. Formulas elementales y semi-elementales en pediatrica. Rev Mex Pediatr. 2010;77(4):164-71. 
10.     Paredes Lascano P, Ruiz Chavez P, Izurieta Mera L, Bravo Paredes A. Usos clínicos de los probióticos en pediatría. Mediciencias UTA. 2020;4(2):40. 
11.     Heller-rouassant S. Alergia alimentaria en pediatria recomendaciones para su diagnostico. Arch Argent Pediatr. 2018;1(116):1-19. 

 

Blog call to action sidebar

Hacemos tu Dieta

En los diferentes artículos podrás encontrar modelos de dietas recomendadas, pero si lo deseas te podremos ofrecer dietas personalizadas y el asesoramiento de un profesional nutricionista.

Dietfarma te apoyará en todo lo que necesites, ya no estás solo.

Cómo funciona BLOG

Dispositivos
Cómo funciona
1
Regístrate gratis
Muy Sencillo, solo tardaras 1 minuto
2
Elige tu plan
Selecciona un plan según tus objetivos
3
Recibe tu dieta en menos de 24h
Disfruta de todos nuestros servicios

Expertos en nutrición

Expertos en nutrición

- Graduada en Nutrición y Dietética Humana por la

Universidad Isabel I de Burgos

- Licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla

- Experta en Nutrición y Dietética Humana por la

Universidad Complutense de Madrid

 

+10 años
de experiencia
+500 casos
de éxito
640 282 379
info@dietfarma.com
info@dietfarma.es

Eloisa Bocanegra

Nutricionista, Farmacéutica

y CEO de Dietfarma

Colegiada AND-00982

Banners pie página Home

Consulta
Consulta presencial

Busca tu nutricionista Dietfarma más cercano y tendrás un servicio presencial sin renunciar a todas las funcionalidades de Dietfarma.

Nutricionista
¿Eres nutricionista?

Si eres Profesional únete a nuestra plataforma para nutricionistas, será tu herramienta de trabajo más util en tu dia a dia.