Diverticulosis y diverticulitis

31.08.2016 0

Diverticulosis y diverticulitis

La diverticulosis es cuando en las paredes del intestino (principalmente en el intestino grueso) se forman pequeñas bolsas que se llaman divertículos, cuando estas se inflaman o infectan se produce una diverticulitis.

No se sabe exactamente cuál es la causa por la que se forman estas bolsas (diverticolosis). Una alimentación compuesta principalmente de productos procesados y baja en fibra puede ser una de las causas. La diverticulitis es causada cuando restos de heces se quedan atrapados en estas bolsas, provocando infección o inflamación.

Más del 80% de las personas con diverticulosis se encuentran asintomáticos. En los que aparecen síntomas presentan dolor abdominal, localizado en la parte inferior izquierda, que se suele aliviar con la expulsión de heces.

Los síntomas de la diverticulitis son más graves y con frecuencia aparecen de forma repentina. Suelen presentar dolor  agudo y constante en la parte inferior izquierda del abdomen (se llama la apendicitis del lado izquierdo), gases, fiebre, nauseas y no tiene ganas de comer.

Para tratar esta enfermedad en muy importante llevar unas pautas alimenticias, cuyo principal objetivo es evitar la irritación del intestino.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES.

  • Fraccionar la comida. Hacer muchas comidas ligeras al día y en pequeñas raciones, en lugar de comer mucho en una sola comida.
  • Masticar lentamente. No comas con prisa y ensaliva la comida.
  • Evita los alimentos muy calientes o muy fríos. Procura tomar los alimentos y bebidas templados.
  • Evita los alimentos pesados. Los fritos, las carnes rojas y los embutidos, son alimentos pesados que atascan los intestinos y provocan fermentaciones, que irrita el intestino. Son preferible los alimentos de fácil digestión.
  • No mezclar las frutas con otros alimentos. Se deben comer con el estómago vacío (dos horas después de haber comido y esperar 20 minutos después de comerla para tomar otra cosa). Las frutas mezcladas con otros alimentos provoca fermentaciones en el estomago, siendo poco saludable.
  • Evitar la leche de vaca y los derivados (queso, yogur...). Eliminarlos de la dieta, ya que se pegan a las paredes del intestino e irritan. Solo se permite el queso fresco, dos veces a la semana.
  • Nada de estos alimentos que irritan el intestino. Vinagre, mostazas, picantes, chiles, café, mayonesa, chocolates y enlatados.
  • Los mejores alimentos para tu intestino son: Arroz integral, manzana, papaya, verduras semi-cocidas, sopas y caldos vegetales, leches vegetales, aceite de oliva extra virgen…
  • Evitar los alimentos procesados y refinados. Azúcar blanca, galletas, pasteles, pan blanco, dulces, cereales de caja…
  • Alimentos ricos en fibra. Es recomendable tomas aquellos alimentos ricos en fibra y agua, como las frutas y las verduras.
  • Tomar cereales integrales. No incluirlos con mucha frecuencia en el día, ya que puede causar estreñimiento.
  • Dos litros de agua en el día. El agua te ayudará a recoger los residuos tóxicos y grasas.
  • El ajo. Es irritante y no es recomendado, pero un trozo pequeño cada tres días te ayudará a regenerar el intestino.
Imagen de dietadmin
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética