Problemas tiroideos

07.10.2015 0

Problemas tiroideos

Las enfermedades tiroideas se dan en muchas personas de todo el mundo, viéndose más afectado el género femenino. Algunas de estas enfermedades son el aumento del tamaño de la glándula tiroidea (bocio), nódulos tiroideos, glándula tiroidea hiperactiva…

La glándula tiroidea tiene forma de mariposa y está situada en el cuello, justo delante de la tráquea. Es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas y sus hormonas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo (ej. Velocidad a la que se queman las calorías).

Estas hormonas controlan el metabolismo, la forma que tiene el cuerpo de obtener energía a partir de los alimentos ingeridos. Si las glándulas tiroideas no funcionan bien, nuestro cuerpo utilizará la energía más lento o más rápido. Si la tiroides es muy activa (hipertiroidismo), genera más hormona de la necesaria y estoy provocará pérdida de peso, nerviosismo, aceleración del ritmo cardiaco… Si la tiroides es poco activa (hipotiroidismo), se produce menos hormona y esto provoca aumento de peso, cansancio…

No existen alimentos que curen o mejores las enfermedades tiroideas, pero hay una serie de recomendaciones para prevenir algunos problemas:

  • Es aconsejable tomar sal yodada, que es la sal común a la que se le ha añadido yodo (lo podemos encontrar en cualquier supermercado). Este aporte de yodo es importante, ya que el tiroides lo necesita para sintetizar la hormona tiroidea. Su consumo está recomendado para todas las personas, excepto para aquellas que ya tienen alguna enfermedad tiroidea. La sal yodada esta especialmente indicada en mujeres embarazadas, ya que el déficit de yodo puede afectar al desarrollo del feto.
  • Es recomendable tomar algunas hortalizas normalmente cocinadas. En algunos vegetales podemos encontrar sustancias químicas (pesticidas, compuestos clorados…) que pueden bloquear la utilización y la absorción de yodo. Estas sustancias se llaman bociógenas y nos la podemos encontrar en la col, la coliflor, las coles de Bruselas, el brócoli, el repollo, los nabos…
  • Evitar los suplementos de soja y los alimentos con soja. Interfiere en la absorción intestinal de la hormona tiroidea, en pacientes tratados con esta hormona por hipotiroidismo. 
Imagen de dietadmin
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética