Ingredientes

Preparación

1. Mezclamos en la batidora la leche, la harina, el aceite de oliva, la sal y la pimienta molida al gusto hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

2 .A continuación, ponemos en un recipiente las espinacas y el jamón, añadimos la mezcla, revolvemos y cocinamos a máxima potencia durante 10 minutos hasta que la salsa espese.

3. Pasado ese tiempo, incorporamos los huevos batidos y mezclamos bien con la verdura.

4. Por último, espolvoreamos el queso rallado y gratinamos durante unos 2-4 minutos, hasta que el huevo quede cuajado.

5. Lo servimos en un plato y ya tenemos esta receta de microondas de espinacas lista para disfrutar.

Información adicional

Este plato es energético y nutritivo a la vez. El huevo nos aportan proteínas de mayor valor biológico y además es rico en vitaminas (A, D, E y del grupo B) y minerales (zinc, hierro, selenio, sodio y fósforo). Es capaz de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como la progresión de enfermedades degenerativas, como la diabetes, las cataratas o el cáncer. Contiene colina, mejorando el funcionamiento del sistema nervioso.

El aceite y el queso nos aportan principalmente grasas, que son los que hacen más sabroso este plato y que sea más calórico.

El jamón es muy energético, aportándonos proteínas de alto valor biológico, grasas saludables y mucho sabor. También nos aporta una buena variedad de minerales (fósforo, zinc y hierro). No debemos olvidar su alto contenido en sal, por lo que resulta perjudicial para aquellas personas hipertensas y con retención de líquidos.

La leche al ser desnatada, presenta un contenido bajo en grasas, aportándonos pocas calorías. Es rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, C, A, niacina y riboflavina. Su contenido en calcio, hace que sea importante para mantener unos huesos fuertes y sanos, ayudando a prevenir la osteoporosis.

Las espinacas son muy nutritivas, siendo ricas en vitaminas (B, C y E), minerales (potasio, calcio, fosforo, magnesio y hierro), fibra y antioxidantes. Destaca por ser una de las verduras con más propiedades antioxidantes, siendo ideal para prevenir la aparición del cáncer. También destacar, que presenta coenzima Q-10, que combate el cansancio y ácido fólico, importante durante el embarazo para evitar la espina bífida en el futuro bebé. Debemos saber, que las espinacas están totalmente contraindicadas en personas con artritis, gota y cálculos, ya que favorecen el desarrollo de cálculos renales. Presenta altos niveles de vitamina K, que participa en la coagulación de la sangre. Un elevado consumo de estas verduras (vitamina K) puede interferir con ciertos medicamentos (ej. Sintrón) para regular la coagulación de la sangre.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta muy equilibrada.